Las técnicas no quirúrgicas se afianzan en la cirugía estética

Los especialistas de la Clínica.
CUN
Publicado 12/11/2018 13:02:07CET

Alrededor de 70 cirujanos estéticos de la zona norte se reúnen en la Clínica Universidad de Navarra

PAMPLONA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las técnicas no quirúrgicas son uno de los principales avances en el campo de la cirugía estética. Menor agresión, reducción en los tiempos del procedimiento y posterior recuperación, y resultados muy similares son las principales aportaciones de estos procedimientos, que tienen como mayor ventaja que no precisan ser realizados en un quirófano. "Se trata de métodos alternativos que atienden la demanda de los pacientes que no quieren una cirugía", indica el doctor Bernardo Hontanilla, director del Departamento de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de la Clínica Universidad de Navarra.

La Clínica Universidad de Navarra organizó este fin de semana la 43 Reunión de la SVNRA, Sociedad Vasco Navarro Riojana Aragonesa de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, para la puesta al día en cirugía estética facial. Con la participación de más de 70 cirujanos, se han tratado distintos enfoques tanto en el área quirúrgica como en tratamientos complementarios.

El lipofiling, el láser de CO2 fraccionado o los hilos tensores son algunas de estas técnicas. El láser se emplea para eliminar el código de barras y las arrugas finas en torno a los labios sin causar heridas. Otra de las técnicas, los hilos tensores, son una alternativa al lifting mediante la colocación de unos conos que empaquetan el tejido blando. "Los efectos del lifting quirúrgico se van a notar más, ya que esta técnica no es un sustituto pero sí un complemento para aquellas personas que no deseen pasar por quirófano", añade.

"Otra vía son las sustancias de relleno que mejoran los surcos más profundos y promueven la producción de colágeno para que aumente la tesura de la piel en el tiempo y, a la vez, disminuyan las arrugas", apunta el especialista.

OSTEOTOMÍA EN LA RINOPLASTIA

El lifting continúa siendo uno de los procedimientos más demandados, por ello ha ocupado una de las mesas redondas. Sin embargo, no es el único. Una de las novedades que se ha presentado por parte de la Clínica Universidad de Navarra, "como único centro que lo emplea", es el tratamiento de la rinoplastia a través de osteotomías (corte quirúrgico de un hueso).

"En las rinoplastias abiertas disecamos todo lo que es el periostio del hueso nasal propio y, ahí, hacemos una osteotomía a visión abierta. Esto conlleva una menor inflamación, menos hematomas y en una situación de mayor control", explica el doctor Hontanilla y añade que el caso que se ha presentado "es una tercera opción de osteotomía con una visión abierta pero de forma interna a través de la incisión".