Actualizado 18/05/2011 15:52 CET

El TSJN avala que el Gobierno foral no financie libros de texto que "distorsionan" la realidad de Navarra

PAMPLONA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha desestimado el recurso presentado por las editoriales Gipuzkoako Ikastolen Elkartea y Elkarlanean contra el acuerdo del Gobierno de Navarra por el que se declaraba la imposibilidad de financiar varios libros de texto y se ordenaba su retirada de la lista de volúmenes a escoger.

El TSJN entiende que los libros descartados por el Ejecutivo "presentan contenidos referentes a la Comunidad foral totalmente distorsionadores de su realidad natural, histórica, jurídica, social, geográfica y política". Contra la sentencia cabe interponer recurso de casación.

En el año 2010, recoge la sentencia, el Gobierno de Navarra acordó la imposibilidad de financiación de varios libros de texto de la editorial Gipuzkoako Ikastolen Elkartea y de Elkarlanean por "no adaptarse en sus contenidos a lo establecido en la normativa aprobada por el Gobierno de Navarra sobre el desarrollo de los currículos en las etapas educativas".

El Ejecutivo foral se basaba en "la ausencia de contenidos específicos relevantes de Navarra que forman parte del Currículo de la Comunidad" y "la inclusión de contenidos de Navarra en el contexto de Euskal Herria, contrariando la legalidad constitucional" para no financiar estos libros.

Por su parte, señala la sentencia, las editoriales alegaron que la "exclusión" de contenidos específicos relevantes de la Comunidad "es predicable respecto de los libros de texto base, pero no de las unidades didácticas adicionales o complementarias", un argumento que, según el TSJN, "está excluyendo expresamente la viabilidad curricular de los libros de texto en cuestión", por lo que "mal se puede acoger a la financiación del libro por su manifiesta ilegalidad".

Además, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra considera que los libros descartados por el Ejecutivo "presentan contenidos referentes a la Comunidad foral totalmente distorsionadores de su realidad natural, histórica, jurídica, social, geográfica y política".

Por ello, el TSJN entiende que el acuerdo tomado por el Gobierno navarro "realizó un exhaustivo y acertado recorrido legal en la materia" y ratifica que "efectivamente, esos libros de texto contiene en los ámbitos de la historia, geografía, relieve, hidrografía, economía y demografía en un ente hoy inexistente como es la denominación de Euskal Herria".