Publicado 03/09/2020 13:20:13 +02:00CET

Las universidades navarras comienzan el curso con "normalidad" dentro de la excepcionalidad

Alumnos de la UPNA se desinfectan las manos en un dispensador de gel hidroalcohólico a su entrada a las instalaciones de la Universidad el día en el que se celebra la apertura del curso 2020-2021, en Pamplona
Alumnos de la UPNA se desinfectan las manos en un dispensador de gel hidroalcohólico a su entrada a las instalaciones de la Universidad el día en el que se celebra la apertura del curso 2020-2021, en Pamplona - Eduardo Sanz - Europa Press

Los rectores han trasladado al consejero Cigudosa la respuesta "positiva" del alumnado

PAMPLONA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno foral, Juan Cruz Cigudosa, ha valorado positivamente la "normalidad" con la que ha comenzado el curso universitario, dentro de la situación de excepcionalidad generada por la pandemia del Covid-19.

Tras ponerse en contacto con los rectores de la Universidad Pública de Navarra y la Universidad de Navarra, el consejero ha podido constatar la ausencia de incidentes y la respuesta "positiva" del alumnado, ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado.

En concreto, según el rector de la Universidad Pública de Navarra (UPNA), Ramón Gonzalo, la incorporación ha sido bien aceptada por parte del alumnado y la experiencia con las aulas espejo está siendo "satisfactoria".

Tras remarcar la normalidad con la que se ha producido el inicio del curso, en el que se ha apostado por la presencialidad, ha destacado el cumplimiento de las medidas de seguridad planteadas por el centro, como son la separación de 1,5 metros entre alumnos y alumnas y el uso de gel hidroalcohólico y mascarilla en todo el recinto.

También desde la Universidad de Navarra han destacado que el curso ha comenzado con normalidad dentro de la situación especial, cumpliendo con las medidas de prevención e higiene establecidas. Alrededor de 8.700 estudiantes de grado, 2.200 de primer curso, se han incorporado este lunes a las clases en los campus de Pamplona y San Sebastián.

Según ha trasladado al consejero Cigudosa el rector del centro, Alfonso Sánchez-Tabernero, la Universidad ha reanudado su trabajo con "optimismo y confianza".

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN LA UPNA

La Universidad Pública de Navarra (UPNA) se ha dotado para este curso 2020-21 de un total de 46 "aulas híbridas" o aulas espejo que permitirán seguir en directo una clase desde otro espacio cuando se supere el aforo del aula asignada. De esta manera, la universidad garantiza la docencia en sus instalaciones a sus cerca de 8.000 estudiantes que comenzaron este miércoles las clases en todos los cursos y grado, aunque a los cerca de 2.000 estudiantes matriculados en primer curso de sus correspondientes grados se les ha preservado el suficiente espacio físico para que puedan desarrollar las clases en una única aula.

Además de reforzar el servicio de limpieza y desinfección en sus instalaciones (se realizará dos veces al día: mediodía y madrugada), se procederá a la renovación continua del aire en las clases.

También se ha puesto en marcha un documento específico de medidas higiénicas dirigidas a toda la comunidad universitaria que recogen la obligatoriedad del uso de mascarilla en todas las instalaciones de la universidad, la higiene de manos, la recomendación de ocupar siempre el mismo puesto en el aula o despachos y de no compartir materiales, la necesidad de ventilar frecuentemente los espacios, o la recomendación de minimizar los encuentros presenciales y, en todo caso, realizarlos en grupos pequeños y al aire libre siempre que sea posible. Asimismo, se ha creado una 'Unidad COVID-19' en el Aulario, que velará por el cumplimiento de los protocolos.

MEDIDAS EN LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Por su parte, la Universidad de Navarra ha puesto en marcha un plan con cuarenta medidas para afrontar las consecuencias de la pandemia, que se articula en tres grandes ejes: la renovación de la docencia, con clases con aforos reducidos, en aulas con tecnologías y recursos adaptados, y con 1.566 nuevos espacios de trabajo en los distintos edificios, para que el alumnado pueda seguir las clases también fuera del aula.

Asimismo, se han impartido sesiones de formación a profesorado y personal de apoyo a la docencia durante los meses de verano por parte del Servicio de Calidad e Innovación.

El segundo eje está relacionado con las medidas para preservar la salud de toda la comunidad universitaria, entre ellas, la realización de PCR a todos los profesionales y alumnado de los diferentes campus. Y el tercer eje son las ayudas destinadas a becas este curso, que se han incrementado en 2 millones de euros. En total serán 6,5 millones de euros, de los que se han beneficiado 3.000 familias.

Contador

Para leer más