La UPNA forma a su alumnado en comercio justo y consumo responsable con prácticas en países del sur y entidades navarras

Julen Perales, graduado de la UPNA, que ha realizado prácticas en REAS.
UPNA
Publicado 01/09/2018 11:38:13CET

PAMPLONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 450 estudiantes de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) se han formado en los últimos años en comercio justo y consumo responsable gracias a dos programas propios: Formación Solidaria, que suma ya diecisiete ediciones, y CREAS UPNA, puesto en práctica desde hace cuatro años.

Estas iniciativas han permitido al alumnado realizar prácticas y trabajos de fin de estudios en organizaciones e instituciones de países del sur y de la Comunidad Foral que trabajan en el ámbito del desarrollo humano sostenible, según ha explicado la UPNA en una nota.

Ambos programas, impulsados por el Vicerrectorado de Internacionalización a través de la Sección de Internacionalización y Cooperación, responden al "compromiso" de la institución tanto con el comercio justo, un modelo de comercio internacional basado en valores y principios de igualdad, respeto, sostenibilidad y solidaridad, como con el consumo responsable, por el que las acciones orientadas a la elección de los productos y servicios no sólo se basan en su calidad y precio, sino también en su impacto ambiental y social y en la conducta y el respeto a los derechos humanos de las empresas que los elaboran.

De hecho, la UPNA, por decisión de su Consejo de Gobierno, se adhirió en 2013 a la declaración de las universidades españolas a favor del comercio justo, impulsada inicialmente por catorce universidades (incluida la UPNA), y en 2017, a la Declaración de la Crue Universidades Españolas a favor del Comercio Justo y el Consumo Responsable.

El Programa de Formación Solidaria es una iniciativa enmarcada en la cooperación universitaria al desarrollo y cofinanciada por la Vicepresidencia de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra. El objetivo de este programa es reforzar la solidaridad y los valores de la cooperación al desarrollo de la comunidad universitaria, así como ofrecer una formación profesional práctica en el mundo de la cooperación internacional.

Para ello, se ofrecen cuarenta plazas cada año. El alumnado se desplaza a los países de destino por un periodo de entre tres y seis meses. El programa se realiza en colaboración con universidades de los países donde se ejecutan los proyectos y con organizaciones no gubernamentales de desarrollo y otras agencias internacionales de cooperación.

Por su parte, el programa CREAS UPNA pretende integrar a sus estudiantes en proyectos de educación para el desarrollo en organizaciones e instituciones afincadas en Navarra. Ofrece veinte plazas anualmente en este tipo de entidades, donde el alumnado pasa entre dos y cuatro meses.

EL EJEMPLO DE DOS ESTUDIANTES

Una de alumnas que ha participado en el Programa de Formación Solidaria es Loreto López Fernández, que acaba de terminar sus estudios del Programa Internacional del doble grado en Economía y en Administración y Dirección de Empresas. Esta joven, natural de Huesca, ha realizado, durante el segundo semestre de este curso, las prácticas curriculares y sus dos trabajos de fin de grado (de cada una de las titulaciones) en el Grupo Salinas, cooperativa de comercio justo en Salinas de Guaranda (Ecuador).

"Dentro del citado grupo, estuve trabajando en el área administrativa-contable de la Fundación Familia Salesiana, de la que dependen una fábrica de chocolate, otra de aceite y una panadería. La experiencia me ha resultado muy gratificante; tanto es así que me marcho en septiembre a trabajar, como contratada, en la citada entidad", señala Loreto López.

Por su parte, Julen Perales Barriendo, que se acaba de graduar en Economía, se inscribió en el Programa CREAS UPNA, para llevar a cabo, durante cuatro meses (entre los pasados febrero y junio), sus prácticas curriculares y su trabajo de fin de grado en REAS Navarra, una red de economía solidaria.

"Esta experiencia me ha servido para llevar mis inquietudes personales y profesionales un paso más allá y conocer ejemplos de alternativas reales al modelo económico actual. A través de CREAS, me he podido formar en temas tan importantes como el consumo responsable, modelos de gestión alternativos o finanzas éticas, mientras que las prácticas en REAS me han ayudado a conocer como estos conceptos se están convirtiendo en una realidad en Navarra", afirma este joven pamplonés.