Actualizado 19/04/2007 22:51 CET

Crónica Batasuna.- Garzón pide a las Fuerzas de Seguridad que investigen la vinculación entre ANV y Batasuna

- Los informes deben llegarle en horas para que decida antes del lunes, cuando acaba el plazo de presentación de candidaturas

MADRID, 19 Abr. (OTR/PRESS) -

Acción Nacionalista Vasca (ANV) está siendo estudiada con lupa para que no se convierta en el subterfugio mediante el que la ilegalizada Batasuna consigue burlar la Ley de Partidos y presentarse a las próximas elecciones. Mediante una providencia, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha solicitado informes a la Unidad Central de Información (UCI) de la Policía, el Servicio de Información de la Guardia Civil y la Ertzaintza sobre ANV para que acrediten su vinculación con Batasuna. Los informes deberán llegarle a Garzón en las próximas horas para que pueda pronunciarse antes del lunes, cuando acaba el plazo de presentación de candidaturas.

Esta petición de Garzón tiene su origen en una solicitud cursada por la asociación de víctimas Dignidad y Justicia y se enmarca dentro de la causa que instruye el magistrado en la que investiga la financiación de ETA a través de la red de herriko tabernas controladas por Batasuna, un total de 55 locales sobre los que en 2002 decreto un embargo que, según afirmó ayer en una nota de prensa, ratificó en un auto emitido el pasado viernes. El martes el ponente de la ejecución de la sentencia de Batasuna, el magistrado Joaquín Samper, informó a la Sala del 61 del Tribunal Supremo de que no se habían renovado los embargos de 48 de estos establecimientos.

ANV fue creada en 1930 como una escisión del PNV y su vinculación histórica con Batasuna es evidente, no en vano en 1978 se integró en la coalición electoral de Herri Batasuna. Hasta ahora su actividad política era simplemente testimonial y su último acto conocido fue la celebración de su décimo Congreso en 2002. Pero la formación vasca quiso explicar que su decisión de inscribir a sus representantes en las diferentes juntas electorales solo responde a su intención de "mantener abierta" la posibilidad de acudir "al reto electoral" en tanto deciden al respecto.

Ahora si en los informes que reciba se observan vinculaciones con ETA o Batasuna Garzón podría podría ordenar la suspensión de actividades de ANV al declarar su ilicitud, como hizo en su día con Batasuna y otras organizaciones del entorno abertzale.

VIEJAS CONEXIONES CON ETA

Paralelamente la Fiscalía General del Estado y la Abogacía del Estado están investigando la citada formación. Si encuentran indicios de que es continuadora o sucesora de Batasuna, solicitarán su ilicitud a la Sala del 61 del tribunal supremo como han ya han hecho con Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB). El martes el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido apuntó que los primeros informes revelan que "hay alguna, vieja y no muy relevante vinculación" de alguno de los miembros de ANV con ETA.

La solicitud de Dignidad y Justicia en la que tiente origen la petición de informes de Garzón denunciaba que habían aparecido distintas referencias a una posible actuación de ANV, que formaría parte del entramado de Batasuna por lo que consideraban "prudente" que se solicitaran informes policiales sobre la actividad desarrollada por dicha organización y se adopten medidas judiciales para suspender sus actividades.