Actualizado 07/12/2006 20:28 CET

Crónica Constitución.-El Gobierno,"atónito" con la reforma constitucional del PP, se compromete a estudiarla "con calma"

- De la Vega considera "chocante" el proceso "de desdoblamiento de personalidad" que sufren los populares

MADRID, 7 Dic. (OTR/PRESS) -

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no da crédito a la última iniciativa del PP. La reforma constitucional de 14 puntos que ha propuesto el principal partido de la oposición ha dejado al Ejecutivo "atónito", después de toda una legislatura defendiendo que la Carta Magna es "intocable e inmutable". La vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, consideró "chocante" el proceso de "desdoblamiento de personalidad" que sufren en este sentido los populares, aunque aseguró que el Gobierno estudiará "con calma" la propuesta de reforma cuando sea presentada en detalle.

El Gobierno "siempre está dispuesto al diálogo" y a la búsqueda del consenso, puntualizó De la Vega, que recordó que existe "un informe del Consejo de Estado" y "por supuesto que queremos escuchar las opiniones de todos los grupos, también la del PP, pero con calma". "A ver si después de estar diciendo durante muchos meses que no cabía la reforma, ahora hay urgencia", que dijo estar "asombrada" por la nueva postura del PP, ya que, hasta hace pocos días, la Constitución "era intocable e inmutable".

"Ahora dicen que es modificable nada más y nada menos que en 14 puntos. Resulta bastante chocante, como si hubiera un proceso de desdoblamiento de personalidad", consideró De la Vega, que entiende que "hay ciudadanos bastantes perplejos con la actitud y el comportamiento del PP". "Cualquiera que oiga los insultos, las descalificaciones, las afirmaciones catastrofistas e incendiarias que prodigan todos los días, tiene que quedarse atónito y bastante asombrado cuando a continuación ofrecen consenso", alegó.

En todo caso, De la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, subrayó que una reforma constitucional hay que abodarla "con seriedad y con rigor, siendo el primer paso el escuchar los comentarios de todos los grupos parlamentarios". "Hay que plantear la reforma de una manera madura y, por supuesto, con consenso, porque mientras no se logren esos objetivos de consenso y acuerdo, el Gobierno, en esta materia de reforma constitucional, no va a dar ningún paso", afirmó.

EL ESTADO DE LA CONSTITUCIÓN

De la Vega hizo hincapié en que la actual Constitución es "fuerte y sólida" y que, en cualquier caso, es un texto que admite "siempre" mejoras y así se prevé en su articulado. "La fortaleza es también su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos", aseveró, al tiempo que recordó que "el Gobierno ya en su día hizo una propuesta de reforma en algunos puntos concretos y limitados que tienen que ver con la denominación de las comunidades autónomas, la reforma del Senado, la igualdad de género en el acceso a la Corona y la incorporación de una futura Constitución europea".

En todo caso, dejó claro que las reformas requieren "como siempre" de un "amplio consenso" y por ello el Gobierno "confía en conseguir ese nivel de acuerdo necesario". Además, apuntó que el Ejecutivo comparte "plenamente" el planteamiento del presidente del Congreso, Manuel Marín, sobre la necesidad de consenso, ya que "el Gobierno está haciendo siempre y en todos los asuntos un esfuerzo extraordinario para lograr el más amplio consenso posible". "Igual que defendíamos el consenso y apoyábamos al Gobierno cuando estábamos en la oposición", sentenció.

En este punto, insistió en que el PP no hace lo mismo. "Dicen que quieren la paz, pero no trabajan por ella, sino por desgastar al Gobierno; dicen que quieren el consenso, pero lo que buscan es el disenso; dicen que quieren el diálogo, pero lo que hacen es enfrentar por confrontar; dicen y dicen pero hacen lo contrario de lo que dicen", indicó la vicepresidenta, que reiteró que cualquier manifestación del PP a la hora de lograr un acercamiento, un consenso o de entrar en la vía moderación, "siempre va a tener la mano tendida" del Gobierno como "la ha tenido desde el primer día".