Actualizado 08/01/2007 21:24 CET

Crónica Consumo(2).- ((Amplía la anterior con un nuevo cuarto párrafo y ampliación en el tercero))

Los bancos no podrán reclamar a los alumnos de Opening los pagos pendientes

- Una decisión judicial vincula directamente los créditos que los clientes pagaban a los servicios que les ofrecía la academia.

MADRID, 8 Ene. (OTR/PRESS) -

Sin clases, no hay obligación de pagar los créditos que financiaban los cursos de idiomas. Al menos así se concluye tras cuatro años de trámites a raíz de lo expuesto hoy por el Juzgado de Primera Instancia número 17 de Madrid. Esta institución ha condenado a los bancos a devolver a los clientes de Opening el dinero abonado tras el 1 de agosto de 2002, fecha de cierre por quiebra de la academia. Además, no podrán reclamar las cantidades pendientes y deberán borrar a los estudiantes de su lista de morosos, situación que les excluye de hecho del mercado crediticio.

El problema radicaba en que los estudiantes no realizaban el pago por sus clases directamente a Opening, si no a un banco o una entidad de crédito que había abonado la totalidad de la cuota en un sólo plazo. De ahí que, pese al cierre de la academia, la deuda de los estudiantes siguiera presente.

La resolución judicial responde a la demanda colectiva presentada en 2002 por la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) contra Opening English School y diversos bancos y entidades de crédito --las entidades SCH, Pastor Serfin, Eurocrédito, Finanzia BBVA, Caja Madrid y Banesto--. Alegaba, tal y como describe el artículo 14 de la Ley de Créditos al Consumo, que "la ineficacia del contrato cuyo objeto sea la satisfacción de consumo, determinará también la ineficacia del contrato expresamente destinado a su financiación". Ausbanc ya había aconsejado a los usuarios no pagar las deudas que les quedaban pendientes en cuanto se produjo el cierre de Opening.

De acuerdo con esta resolución judicial, cerca de 2.000 alumnos recibirán las cuotas que Opening les había cobrado cuando en agosto de 2002 la academia cerró, según informó la asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE). CLIENTES Y ASOCIACIONES, SATISFECHOS

Desde diversas asociaciones, se han sumado a la satisfacción de los miles de clientes de Opening ante la decisión judicial conocida hoy. La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) ven en esta sentencia una respuesta ante la "incomprensible postura de desprecio" de las entidades hacia los usuarios, calificando la postura mantenida por ellas de "inaceptable".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también celebra la decisión. Según esta asociación, se ha puesto "en evidencia la desprotección de los consumidores" frente a las grandes empresas, que habrían mantenido una actitud "obstruccionista y obstinada" a lo largo de toda la negociación.