Actualizado 27/12/2006 18:44 CET

Crónica Delincuencia.-Detenida una pareja que vendía por Internet un medicamento abortivo con graves efectos secundarios

- Las pastillas se recibían en 24 horas, sin control médico y sin que nadie preguntara si la madre era o no mayor de edad

MADRID, 27 Dic. (OTR/PRESS) -

La Policía ha detenido a una pareja en Madrid que ofrecía, a través de Internet, un medicamento abortivo que puede producir graves efectos secundarios, así como malformaciones y minusvalía mental en el bebe en el caso de que no se llegue a producir el mismo. Las pastillas se encargaban mediante un 'blog' de los detenidos y llegaba a destino, por correo, en 24 horas, todo ello sin control médico y sin que nadie constatara si la solicitante era o no mayor de edad.

El fármaco, 'Cytotec', se utiliza bajo prescripción médica como protector estomacal, y no puede ser ingerido por embarazadas. En el caso de utilizarse como abortivo puede provocar una larga lista de complicaciones: desde hemorragias estomacales o vaginales, a cuadros de ansiedad, pasando por arritmias y hasta neumonía. Este medicamento puede conseguirse en las farmacias, con receta médica, en cajas de 40 unidades por 10,50 euros, aunque los detenidos cobraban por una caja de ocho pastilla unos 115 euros, más gastos de envío.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de que un miembro de los Mossos d'Esquadra comprobaran que en una dirección de Internet se vendían dichas pastillas abortivas con las correspondientes instrucciones. El vendedor tranquilizaba a las posibles compradoras asegurando que era español y mostrando imágenes de justificantes de pago y envío por correo.

Para comprobar la posibilidad de una estafa monetaria, la policía autonómica solicitó el envío del medicamento siguiendo el procedimiento indicado y en 24 horas recibieron un sobre con las ocho pastillas adquiridas, sin control médico y sin que nadie se interesara por la edad de la compradora.

DETENIDOS EN MADRID

En cuanto se identificó a los vendedores y se comprobó que vivían en Madrid, se alertó al Grupo de Consumo y Medio Ambiente de la Comisaría General de Policía Judicial, hasta que se detuvo a Michal L., nacido en Jastrzebie Zdroj (Polonia), y a Priscila Mery L.B., nacida en Lima (Perú), ambos de 23 años. La mujer era la encargada de realizar los envíos de las pastillas a través de Correos y de rellenar los albaranes de envío. Utilizaba el nombre de "Karina Díaz", con la finalidad de ocultar su verdadera identidad.

En el domicilio que el joven detenido utilizaba en la capital se intervinieron 32 pastillas de 'Cytotec', cuatro teléfonos móviles, y la documentación empleada por los presuntos autores para la realización de los envíos del medicamento. Se encontraron, asimismo, varios justificantes de envío que coinciden con los publicados a través de Internet para aportar mayor veracidad a su negocio y de los que se deduce que se realizaron al menos 24 ventas, 20 en diferentes ciudades españolas, una en Portugal y una en Suiza, desde el pasado mes de septiembre, fecha en la que iniciaron su actividad.