Actualizado 27/12/2006 21:15 CET

Crónica Educación (2).- ((Actualiza la anterior con reacciones de partidos catalanes al final de la crónica))

Primer choque entre el nuevo Govern catalán y el Estado, por los contenidos mínimos en Educación

- Cataluña amenaza con un recurso de inconstitucionalidad por un real decreto que entre otras cuestiones fija tres horas de castellano

BARCELONA, 27 Dic. (OTR/PRESS) -

Apenas un mes ha pasado desde que se constituyó el nuevo Gobierno de la Generalitat y ya tienen la munición cargada contra el Gobierno central por lo que consideran una invasión de competencias. El motivo es el Real Decreto que regula las enseñanzas mínimas en Primaria aprobado la semana pasada y que entre otras cuestiones, fija una tercera hora de castellano. Según explicó el conseller de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat, Joaquim Nadal, el Ejecutivo presentará un requerimiento de incompetencia -el paso previo al recurso de inconstitucionalidad- sin entrar en el contenido al detalle, para abordar estrictamente la invasión competencial.

El Ejecutivo catalán considera que el Estado, en su labor de fijar los contenidos mínimos de la enseñanza que deben ser comunes en todas las comunidades autónomas, está invadiendo "claramente" las competencias autonómicas. Estos contenidos quedaron fijados la semana pasada a través de un Real Decreto que entre otras cuestiones establecía una tercera hora de castellano en las escuelas catalanas.

De momento presentarán un requerimiento de incompetencia, el paso previo a un recurso de inconstitucionalidad que se perfila como "evidente" si las partes no llegan a un acuerdo. Ahora el Estado tiene un plazo de uno o dos meses para contestar.

SOBREPASANDO LIMITES

Nadal subrayó que el requerimiento se presenta sin entrar en el contenido sino únicamente en relación a la preservación de las competencias de la Generalitat para que se respete el 45 por ciento que está reservado a la Generalitat. Según aseguró, las horas que requeriría la aplicación del decreto sobrepasan ampliamente esta proporción.

Este gesto fue muy aplaudido por ERC. Su portavoz en el Parlament de Catalunya, Joan Ridao, cree que el decreto es "tan detallado que no deja margen a la Generalitat para desarrollarlo". Para el republicano, la defensa que hace el requerimiento contra la invasión de competencias que ve en el decreto "es muy positiva en muchos contenidos del decreto", particularmente en algunos aspectos polémicos, como los horarios de las comunidades autónomas con lengua cooficial, la tutoría y la evaluación.

El otro socio de la Entesa, ICV, se felicitó por la "reacción inmediata" y la "rigurosidad" mostrada con esta medida del gobierno catalán. Además, la portavoz de esta formación, Dolors Camats, se felició de que la Generalitat haya seguido las conclusiones del dictamen pedido sobre el decreto, ya que "había indicios de que el decreto podía invadir competencias".

Desde la oposición, la portavoz de CiU Irene Rigau rechazó sin embargo que el gobierno catalán haya tardado 20 días en dar respuesta a la "presión" de la sociedad civil contra un decreto "con carácter invasor que impedía hacer un currículo propio en Cataluña". En cuanto al PP, su diputada en el Parlament Carina Mejías achacó la decisión del conseller Ernest Maragall a la presión de ERC y de CiU, que han "instrumentalizado" una tercera hora de castellano incidiendo asi en el uso de la lengua como arma política.