Actualizado 08/02/2007 19:44 CET

Crónica Gente.- Triste despedida de Érika Ortiz en el tanatorio de Tres Cantos

- Doña Letizia: "Quiero dar las gracias a todas las personas que se han sentido apenadas por la muerte de mi hermana pequeña"

MADRID, 8 Feb. (OTR/PRESS) -

Llovía en Madrid cuando a mediodía el coche fúnebre con los restos de Érika Ortiz abandonaba el Instituto Anatómico Forense con destino al tanatorio del cementerio de Tres Cantos, a unos viente kilómetros de la capital. Allí, se ofició un responso previo a la incineración del cuerpo de la hermana pequeña de la Princesa de Asturias. Al acto acudía la familia Ortiz Rocasolano y toda la Familia Real, a excepción de la Reina que volaba de Indonesia a España. Finalizado el responso, los Príncipes de Asturias se acercaron a la prensa para agradecer el apoyo en estos duros momentos. "Quiero dar las gracias a todas las personas que se han entido apenadas por la muerte de mi hermana pequeña", declaró una conmovida Doña Letizia entre sollozos.

La familia de la fallecida llegaba minutos antes de las dos de la tarde, hora a la que estaba previsto que comenzara el responso. Los primeros en aparecer, en un coche oficial, eran la Princesa de Asturias que acompañaba a su madre, Paloma Rocasolano y a su abuelo materno, todos de luto riguroso. La madre de la fallecida intentaba ocultar su dolor detrás de unas gafas negras. Ni ella ni Doña Letizia pudieron reprimir las lágrimas a su llegada al tanatorio. El príncipe Felipe, en cuyo rostro también se reflejaba el dolor del momento, se mantuvo en todo momento junto a su esposa.

Detrás de los Príncipes de Asturias, llegaba también la abuela materna de Doña Letizia con algunos familiares y el ex marido de la fallecida, Antonio Vigo. El padre de Erika, Jesús Ortiz y su abuela paterna, Menchu Álvarez del Valle, también hicieron su llegada en ese momento aunque quisieron pasar desapercibidos y lo hicieron un poco más alejados de los fotógrafos. Quien no pudo asistir es la otra hermana de la princesa, Telma Ortiz, quien se encontraba de viaje de regreso a España, desde Filipinas, donde trabaja como coperante.

Por su parte, el Rey llegaba a las 14.10 horas acompañado de la Infanta Elena y su marido Jaime de Marichalar y seguidos por los Duques de Palma. La única ausencia en la Familia Real fue la de la Reina que se encontraba volando desde Indonesia y que hasta la noche no llegaría a España. Los Príncipes de Asturias recibieron a la Familia Real en la puerta de la capilla, lugar donde se vivió uno de los momentos más emotivos de la tarde cuando Letizia se fundía en un fuerte y afectuoso abrazo con sus cuñadas y recibía el consuelo de éstas, tras lo cual no podía contener las lágrimas.

"GRACIAS A LOS QUE SE APENARON POR MI HERMANA"

El responso por la hermana pequeña de la princesa de Asturias duró apenas 15 minutos y después la familia real abandonaba el tanatorio. Minutos más tarde lo hacían los principes de Asturias visiblemente apenados que, antes de montarse en el coche oficial que les llevaría de vuelta a La Zarzuela, quisieron tener unas palabras de agrdecimiento con la prensa. "Quiero dar las gracias a todas las personas que se han apenado por la muerte de mi hermana pequeña", declaró una muy afectada Doña Letizia entre sollozos

También el principe Felipe se dirigió a los micrófonos al ver que su mujer no podía continuar, por lo que fue él mismo quien agradeció "la comprensión de todos" y dijo sentir el "remojón" que estaban sufriendo los informadores allí congregados debido a la lluvia que hoy caía en Madrid.

SIN DATOS OFICIALES

La pareja sentimental de Erika Ortiz era quien encontraba su cuerpo sin vida a primera hora de la mañana de ayer. Desde que se hizo pública la noticia el hermetismo sobre las causas de la muerte de la hermana de la princesa ha sido muy fuerte. Los familiares no han querido dar ninguna explicación del suceso, aunque después de que ayer por la tarde se le realizara la autopsia, fuentes del Anatómico Forense citadas por varios medios de comunicación hablaban de una posible ingesta masiva de pastillas como supuesta causa de la muerte. Será en todo caso la familia Ortiz Rocasolano la encargada de hacer pública, si así lo desea, las causas del fallecimiento.

La muerte de Erika ortiz continúa protagonizando los contenidos de los programas e informativos de toda España, donde se especula con los motivos por los que la hermana de la princesa podría haber entrado en los últimos meses en una depresión, entre ellos está la presión mediática que sufría desde se hiciera público el compromiso de su hermana con el príncipe Felipe. "Érika nunca puso mala cara ante las cámaras aunque era muy prudente para no perjudicar a su hermana Letizia", explicó Javier de Montini, director de la revista 'Lecturas' en declaraciones a Telecinco recogidas por OTR/Press.