Actualizado 29/10/2006 21:02 CET

Crónica Internacional.- Los últimos sondeos otorgan a Lula la victoria sobre Alckmin

- Un total de 126 millones de brasileños escogen hoy a su presidente en segunda vuelta

SAO PAULO (BRASIL), 29 Oct. (OTR/PRESS) -

El actual presidente de Brasil, Luiz Inacio 'Lula' da Silva se enfrenta hoy a su reelección en la segunda vuelta de unas elecciones en las que los últimos sondeos le dibujan como favorito frente a su contrincante, el centroderechista Gerardo Alckmin. Concretamente le otorgan un 61 por ciento de los votos. No se conocerán los primeros resultados hasta la madrugada.

Un total de 126 millones de electores están llamados a votar en esta segunda vuelta de las presidenciales. Aunque no se esperan grandes sorpresas, los resultados de los sondeos de opinión tendrían que tomarse con cautela, teniendo en cuenta el antecedente del pasado 1 de octubre, fecha en la que se celebró la primera vuelta de estas presidenciales.

Entonces, las encuestas apuntaban a una victoria del actual presidente en la primera vuelta, pero finalmente 'Lula', aunque resultó el candidato más votado, no se hizo con los apoyos necesarios para proclamar su reelección.

En esa primera cita, 'Lula', representante del Partido de los Trabajadores obtuvo el 48,61% de los apoyos, frente al 41,64% de Alckmin. El tercer lugar lo ocupó Heloísa Helena, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), que no llegó al 7% de los votos.

Casi un mes después, las distancias entre los dos candidatos no han hecho sino aumentar con el paso de los días. Según una encuesta publicada el jueves, elaborada por la CNT/Sensus, la ventaja de 'Lula' sobre Alckmin era ya de 24 puntos.

Según este sondeo, 'Lula' contaba con el 57,5% de las intenciones de voto, frente al 33,5% de Aclkmin. De esta manera, descartados los votos blancos y nulos, el presidente brasileño obtendría el 63,2% de los votos válidos, mientras que el socialdemócrata se haría con el 36,8%, lo que supone una distancia del 26,4%.

AMPLIA VENTAJA

La última encuesta, elaborada por Datafolha entre el viernes y ayer sábado y hecha pública por 'Jornal Nacional', la ventaja de Lula sobre Alckmin, se mantiene en los 22 puntos.

Lula votó en Sao Bernardo do Campo, localidad a las afueras de Sao Paulo, acompañado de la primera dama, Marisa Letícia, y de algunos ministros. El presidente fue recibido entre aclamaciones de los electores que emitían su voto en la Escuela Estatal Joao Firmino Correia de Araújo, y no quiso hablar de victoria, pero aseguró que la segunda vuelta fue un momento de magia en que "el pueblo se levantó".

Para el presidente, a partir del próximo año el país entrará en una nueva fase de desarrollo económico. Asimismo, aseguró que si gana el vencedor será "la integración de América del Sur, el Mercosur, y negó que el país esté dividido. "Los que pregonaban que Brasil está dividido, van a ver que Brasil está más unido que nunca", afirmó. Después de votar, 'Lula' abrazó a algunos de sus simpatizantes y besó la bandera nacional, antes de dirigirse a la casa que tiene en Sao Bernardo.

Por su parte, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Geraldo Alckmin, se mostró confiado a pesar de los sondeos. El candidato del PSDB emitió su voto en el Colegio Santo Americo, en Morumbi, zona al sur de Sao Paulo, acompañado del ex presidente Fernando Henrique Cardoso y del gobernador electo del estado paulista, José Serra.

"Lo que vale no son los sondeos, son los votos. Tenemos absoluta confianza en el futuro", señaló. El socialdemócrata no quiso explicar cuáles serán sus próximos pasos si es derrotado. "Si soy elegido, voy a trabajar mucho para corregir lo que fue equivocado", afirmó. Alckmin indicó que seguirá el recuento desde su residencia, junto a su familia.