Crónica Internacional.-Un veterano de la Guerra del Golfo, primer condenado a la silla eléctrica en Tennessee desde 1960

Actualizado 10/09/2007 22:37:17 CET
Actualizado 10/09/2007 22:37:17 CET

Crónica Internacional.-Un veterano de la Guerra del Golfo, primer condenado a la silla eléctrica en Tennessee desde 1960

- Daryl Holton fue condenado a la pena de muerte en 1997 por el asesinato de sus cuatro hijos

NASHVILLE (TENNESEE), 10 Sep. (OTR/PRESS) -

El próximo miércoles el transformador de una prisión estatal del Estado de Tennessee (Estados Unidos) será sometido una subida de tensión de más de 2.400 voltios, la cantidad de electricidad necesaria que, suministrada durante 15 segundos, sirve para acabar con la vida de un hombre. Ese día será ejecutado Daryl Holton, de 45 años de edad, un veterano de la Guerra del Golfo que fue condenado a la pena máxima en 1997, por el asesinato de sus cuatro hijos, de 12, 10, 6 y 4 años de edad. Será la primera vez que la silla eléctrica funcione en Tennessee desde 1960.

El 30 de noviembre de 1997, Daryl Holton, de 45 años de edad y veterano de la Guerra del Golfo, siguió a su ex mujer hasta un supermercado de Shelbyville, donde encontró a sus tres hijos Steven, de 12 años, Brent, de 10 años, y Eric, de 6 años, junto a Kayla, de 4 años, y hermanastra de los niños. Con el pretexto de llevarles a hacer las compras de Navidad, Daryl se llevó a los cuatro niños al taller de reparación de coches de su tío, donde les disparó con una escopeta semiautomática.

A continuación, apiló sus cadáveres bajo una lona en el mismo taller, salió del local y se dirigió a una comisaría de Shelbyville para denunciar un "homicidio a cuatro". La Policía encontró los cuerpos de los cuatro menores en el taller, mientras Daryl confesaba que los había asesinado porque su ex mujer le impedía verles desde hace meses. De hecho, aseguró que sus planes era acabar con la vida de sus hijos y después matar a su ex pareja, para luego suicidarse, pero que en el último momento decidió entregarse.

En 1999, un tribunal federal de Tennessee condenó a muerte a Daryl Holton por el método de la silla eléctrica, una pena que no se aplicaba en este estado norteamericano desde más de 47 años. Sin embargo, la decisión de morir en la silla eléctrica es del propio Holton, pues la ley de Tennesse prevé que los condenados a la pena de muerte elijan entre este método y el de la inyección letal. Los abogados del condenado se niegan a desvelar porqué este ex soldado eligió la silla eléctrica, acogiéndose al secreto profesional.

"ESTABAN MEJOR MUERTOS"

Robert Blecker, un profesor de la Universidad de Leyes de Nueva York que aprueba la pena de muerte y que se entrevistó con Holton hace dos años, cuando filmaba un documental sobre presos le preguntó al condenado por qué frenó todos los intentos de sus abogados por evitar su pena de muerte. "Tuvo lo que él considera un juicio pleno y limpio. No quería levantar más alegaciones. Además, él continúa pensando que sus hijos estaban mejor muertos, y que era su responsabilidad matarles", señaló Blecker.

Seis estados de EE.UU. -Alabama, Florida, Nebraska, South Carolina, Kentucky, Tennessee and Virginia- mantienen la silla eléctrica como una forma de ejecución, aunque sólo Nebraska la mantiene como el único método, pues el resto de estados prevén en su legislación que los condenados elijan la inyección letal. De las 53 ejecuciones que se llevaron a cabo en Estados Unidos en 2006, todas menos una fueron a través de la inyección letal.