Actualizado 07/12/2006 20:18 CET

Crónica Lluvias.- Las lluvias torrenciales en Galicia provocan otra vez desbordamientos e inundaciones

- Protección Civil avisa a 11 comunidades autónomas por viento, nieve y fuertes precipitaciones SANTIAGO/MADRID, 7 Dic. (OTR/PRESS) -

Continúa el temporal en el noroeste de la península. Las fuertes lluvias provocaron inundaciones y desbordamientos de ríos en varias localidades de las provincias de A Coruña y Pontevedra. Además, varias carreteras y alguna línea ferrea tuvieron que ser cortadas por las bolsas de agua acumuladas. Y parece que las precipitaciones van a ser persistentes, no sólo en Galicia, ya que Protección Civil mantiene en alerta a 11 comunidades autónomas, además de por las lluvias, por fuertes vientos y nieve.

Las provincias de A Coruña y Pontevedra siguen siendo las más afectadas por este temporal. En ésta última, concretamente en Baiona, en el barrio de Sabarís, las fuertes precipitaciones provocaron el desbordamiento del río Groba, ocasionando inundaciones en un colegio y en algunos caminos y carreteras rurales, por donde era imposible pasar, tanto a pie, como en vehículos, debido a la profundidad de las bolsas de agua acumuladas. La Policía Local se mantuvo alerta desde primera hora de la mañana ante la crecida del río, por lo que se pudieron evitar daños mayores.

Precisamente gracias a la puesta en marcha de esta operación se impidió que el agua llegara a las viviendas más cercanas al río, mediante el uso de bombas de achique para desaguar algunos garajes afectados. La complicación llegó por la tarde, no por las lluvias, sino por la subida de la marea que provocó que, en las localidades costeras, el agua revocase hacia las zonas urbanas empeorando la situación.

El alcalde de Baiona, Jesús Vázquez, comentó que "no ha dado tiempo" a recuperarse de las últimas inundaciones graves, que se registraron en octubre, por lo que pidió a la Consellería de Medio Ambiente "soluciones definitivas". Muchos comerciantes del centro de la ciudad decidieron proteger, en previsión, sus negocios con tablas, para que no ocurriera lo que hace dos meses.

DESALOJO EN CAMBRE

Donde sí se llegó al desalojo fue en Cambre (A Coruña), donde el desbordamiento del Río Mero a su paso por la localidad provocó la evacuación de una vivienda. Las lluvias causaron, además, una cascada de agua en la vía rápida del Barbanza a la altura del kilómetro 10, cerca de la salida de Catoira; caídas de árboles y desprendimientos en la carretera. El tráfico ferroviario entre Pontevedra y Vigo también se vio afectado. La inundación de las vías obligó a cortar el servicio entre estas dos ciudades, que afectó a 12 trenes y a más de un millar de personas. El servicio no se restableció hasta la tarde.

Preocupa también la Muralla romana de Lugo, ya que las precipitaciones de los últimos días parece que erosionaron algunos tramos, sobretodo en la zona que da a la Rúa de San Froilán y a la puerta de Santiago, que según el conselleiro de Cultura, Juan José Molina, son las más expuestas a la erosión. Molina avanzó que "deberán intervenir" con rapidez ante este desgaste, y que en breve "se aplicaran los rellenos correspondientes"

CONTINÚA EL TEMPORAL

Ni en Galicia, ni en otras 10 Comunidades Autónomas se librarán, por lo menos en los próximos días, de este temporal. Protección civil avisa de fuertes vientos, lluvias y nieve a Asturias, Cantabria, Galicia, País vasco, Navarra, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja y Andalucía oriental.

Precaución, en todo el norte peninsular, en donde las rachas de viento pueden llegar hasta los 130 km/h hasta el medio día, pero aunque por la tarde se moderen, no bajarán de los 90 km/h. Navarra está en alerta por posible nieve, a partir de los 1.200 metros. En la vertiente Cantábrica y en los Pirineos se podían acumular hasta 15 centímetros en 24 horas. En galicia continúan las lluvias, hasta 60 litros en una hora, se podrán recoger en Pontevedra.