Actualizado 07/01/2007 15:19 CET

Crónica Política.-Rubalcaba se reúne con todos los grupos parlamentarios para consensuar la nueva política contra ETA

-El Gobierno busca la "unidad de todas las fuerzas", pero el PP avisa que tendrán que ser los nacionalistas los que modifiquen sus posturas

MADRID, 7 Ene. (OTR/PRESS) -

"Buscar la unidad de todas las fuerzas políticas". Con este ambicioso objetivo en el horizonte encara el Gobierno la ronda de contactos que mantendrá el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la próxima semana con todos los grupos parlamentarios para informarles sobre el nuevo escenario tras la ruptura de la tregua por parte de ETA, y tratar de consensuar una política antiterrorista común. Pero el PP ya lo ha advertido: la unidad de todas las fuerzas democráticas para luchar contra el terrorismo no debe suponer una modificación de las bases del Pacto Antiterrorista que firmaron PP y PSOE en el 2000, sino que deben ser el resto de fuerzas -especialmente los partidos nacionalistas- los que se adapten a dichas bases.

"La estrategia del Gobierno es reunirse con todos los grupos parlamentarios para compartir un análisis, hacer autocrítica y hacer frente, desde el acuerdo, a esta nueva etapa, para conseguir el fin del terrorismo", afirmó el secretario de Organización del PSOE, José Blanco.

Estos encuentros tendrán, según adelantó el propio Rubalcaba, un triple objetivo: informar a los partidos, intercambiar análisis de la situación y "diseñar conjuntamente nuevas estrategias", aunque el Ejecutivo llevará de entrada las suyas. Los contactos para buscar estas "estrategias comunes" se realizarán por orden de mayor a menor representación parlamentaria y comenzarán el martes con el Partido Popular.

Después del PP, el mismo martes por la mañana Rubalcaba se reunirá con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, y, por la tarde, les tocará el turno al presidente del grupo de ERC en la Cámara Baja, Agustí Cerdà, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, y el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. En principio, está previsto que esta ronda de contactos prosiga el miércoles por la mañana con las formaciones que componen el denominado Grupo Mixto (Bloque Nacionalista Galego, Chunta Aragonesista, Eusko Alkartasuna y Nafarroa Bai).

Pero diseñar una política antiterrorista que logre aglutinar a todas las fuerzas democráticas no será tarea fácil para el Gobierno de Zapatero. Y uno de los principales escollos lo constituye el principal partido de la oposición que no está dispuesto a moverse ni un centímetro de lo que firmó en el año 2000 en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. "No se trata de que el PSOE y el PP vayan al pacto que quieren los nacionalistas, sino de que los nacionalistas vengan por fin al Pacto Antiterrorista", afirmó el secretario Seguridad y Justicia de los populares, Ignacio Astarloa.

Una postura que ya le ha valido al PP un aluvión de críticas por parte de los grupos minoritarios. Así el presidente de ERC, Josep Lluis Carod-Rovira replicó a los populares que "para trabajar por la paz no puede haber ni excluidos ni excluyentes". El líder republicano coincidió con el Gobierno en reclamar la "máxima unidad" de todas las fuerzas democráticas, aunque también reconoció que en esta materia a ERC no le corresponde "tener ningún papel destacado".

COMPARECENCIA DE ZAPATERO

Y coincidiendo con el inicio de la ronda de contactos que el Gobierno mantendrá con los grupos parlamentarios también el martes la Diputación Permanente del Congreso -el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones- la petición del PP de que el presidente del Gobierno comparezca cuanto antes en un Pleno extraordinario para dar cuenta de su política antiterrorista tras el atentado de Barajas.

Rajoy afirmó que si Zapatero quiere dicha sesión plenaria se podía celebrar "en 48 horas". Rubalcaba anunció ayer que el presidente acudiría a la Cámara para buscar la "unidad" de las fuerzas políticas, pero es previsible que no lo haga hasta que finalice las reuniones con todos los grupos del arco parlamentario. Todo indica que esta comparecenci tendrá lugar en la semana del 15 de enero ya que el presidente tiene previsto viajar a Japón los días 16, 17 y 18 de enero.