Actualizado 15/11/2007 20:35 CET

Crónica Venezuela (3).- El PP pide al Congreso que repruebe a Chávez y apoye expresamente a la oposición venezolana

- Rajoy exige al Gobierno que "no tenga miedo a hacerse respetar" y asegura que le apoyará para "defender la dignidad de España"

MÁLAGA/MADRID, 15 Nov. (OTR/PRESS) -

En plena crisis con Venezuela tras la tensa clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile, el PP ha registrado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para que la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja repruebe al presidente venezolano, Hugo Chávez, y apoye a sus disidentes democráticos. Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, exigió hoy al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que "no tenga miedo a hacerse respetar", porque él y su partido apoyarán al Ejecutivo siempre "para defender la dignidad de España".

La iniciativa registrada por el PP está centrada en los trabajos para la reforma de la Constitución del país caribeño y las protestas de la oposición venezolana a la misma, que permitiría a Chávez prorrogar su mandato indefinidamente. En el texto, los populares señalan que la reforma constitucional impulsada por Chávez "abunda en disposiciones tendentes a alterar o suprimir el sistema de equilibrio de poderes, el pluralismo político o la independencia institucional", y además incrementa los poderes del presidente de la República hasta el punto de transformar el país "cada vez más en un régimen autocrático a semejanza del cubano".

"Todos estos indicios de ingeniería constitucional para derribar cualquier atisbo de democracia e instaurar un totalitarismo de soberanía personal no son ninguna sorpresa. Son simplemente nuevos ataques a la democracia, que se suman al acoso a la libertad de expresión de los medios no afines al Gobierno, a las expropiaciones forzosas, a las amenazas a la inversión exterior, a la anulación social de los disidentes", reza la proposición no de ley del PP, que además, habla de la "brutal represión" a la oposición y de vulneración de principios democráticos fundamentales.

Por todo ello, la iniciativa del PP proclama que el Congreso de los Diputados, como "referencia moral en Iberoamérica", debe "mostrar su rechazo ante esta involución política y respalde a todos aquellos que defiendan la causa de la democracia y los derechos humanos frente a los caudillos autocráticos". Así, el PP pretende que el Congreso exprese su apoyo a los disidentes democráticos enfrentados a Chávez, que exija garantías para la oposición, que transmita al Gobierno venezolano su "preocupación por el recorte en las libertades y la involución que supone la reforma constitucional en curso" y que le recuerde que "su obligación es respetar las libertades".

LA DIGNIDAD DE ESPAÑA

Por su parte, el líder del PP, durante una intervención en la localidad malagueña de Estepona, aseguró que la política exterior española "es un asunto que debemos tomarnos en serio y el Gobierno, si quiere, tendrá el apoyo del PP". Señaló, en ese sentido, que desea que "mi país sea respetado y no me parece que, cuando tu país se le ataca, lo mejor sea callarse", recordando que, de hecho, "el Rey de España no lo hizo en su momento". Por ello, afirmó que si el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, toma alguna decisión "para que España sea respetada y para defender la dignidad de España" tendrá el apoyo "incondicional" de su partido.

El líder de los populares precisó además que la política exterior del país "debe, en primer lugar, perseguir la defensa de la democracia, los derechos humanos, la libertad y la lucha contra la pobreza; y, en segundo lugar, la defensa de los intereses de las empresas españolas y de los españoles en el extranjero". "En política exterior no se debe dar bandazos, hay que cumplir la palabra, ser fiable y no hay que equivocarse de aliados, porque si no se pueden producir problemas muy graves en el futuro", incidió Rajoy.

Así, adelantó que, en el caso del alcanzar la Presidencia del Gobierno, propondrá un consenso entre los dos grandes partidos en cuatro asuntos "fundamentales", entre los que mencionó el modelo de Estado, la lucha contra el terrorismo, el sistema de protección social y la política exterior. Manifestó al respecto que la política exterior "debe ser compartida entre los grandes partidos nacionales", al tiempo que avanzó que, además, crearán una comisión delegada del Gobierno para la acción exterior, que se reuniría semanalmente; y se celebrará al menos una vez al año un debate general sobre política exterior en el Congreso.

Lo más leído

  1. 1

    Las naves Voyager detectan nueva física única del medio interestelar

  2. 2

    Abascal comunica al Congreso un préstamo de 736.000 euros para comprar su nueva casa

  3. 3

    El Congreso aprueba por amplia mayoría los presupuestos del Gobierno de Sánchez e Iglesias

  4. 4

    Profesores catalanes avisan por carta al PSOE: "No es que el castellano vaya a desaparecer, es que es ya residual"

  5. 5

    La juez deja en libertad al bailarín Rafael Amargo y los otros tres detenidos