Publicado 08/08/2016 12:46CET

Investigan un nuevo fármaco contra el asma severa que no tendría efectos secundarios

LONDRES, 8 Ago. (OTR/PRESS) - por G. Albernaz

Una píldora experimental contra el asma severa puede ser el primer medicamento efectivo contra esa enfermedad, según los resultados de un ensayo clínico realizado por una Universidad Británica.
Según, un estudio preliminar realizado por científicos de la Universidad de Leicester en 61 pacientes, sugiere que el medicamento, bautizado como Fevipiprant, reduce la inflamación, mejora la función pulmonar, repara el revestimiento de las vías respiratorias en enfermos de asma y no tiene efectos secundarios.
El tratamiento del asma ha cambiado poco en estos últimos 20 años, con lo que esto es un gran avance en este sector. Dado que el asma no se puede controlar fácilmente, los pacientes se ven obligados a depender de inhaladores o del uso de otros métodos los cuales conllevan un alto riesgo de aumento de peso, diabetes, osteoporosis e hipertensión arterial.
Asimismo el desarrollo del fármaco, Fevipiprant, abre la posibilidad de que las personas que sufren esta forma más severa de la enfermedad, así como los que sufren la forma más moderada, puedan tomar una píldora dos veces al día en lugar de depender de esos métodos.

El experto en condiciones graves de respiración de la Universidad de Leicester, Chris Brightling, supervisó el último ensayo de la droga, y dijo que: "Este nuevo tratamiento podría ayudar a detener ataques de asma evitables, reducir los ingresos hospitalarios y mejorar los síntomas en el día a día de los pacientes, lo que lo convierte en un avance realmente innovador de cara a futuros tratamientos", y añadió también: "Estoy muy emocionado por esto, porque este es el primer tratamiento que ha sido capaz de mostrar efectos en todos los ámbitos".

Por otra parte Jonathan Grigg, un experto respiración en el Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil dijo que "los anteriores tratamientos para el asma requerían de inyecciones regulares, por lo que este es un avance significativo, sin embargo, -aclaró- se necesita llevar a cabo ensayos más amplios para establecer si el fármaco podría ser adecuado para los niños".

A su vez, Samantha Walker, directora de Investigación del Instituto del Asma del Reino Unido dijo por otro lado que: "esta investigación es una gran un promesa", pero consideró que hay que ser cautelosos, y agregó que se necesita investigar más al respecto porque "todavía estamos muy lejos de ver una píldora para el asma disponible en las farmacias".

No obstante, Walker sostuvo que "es un descubrimiento emocionante y a largo plazo, podría ofrecer una alternativa real a los tratamientos actuales ".
Este ensayo fue financiado conjuntamente por el brazo de investigación de la Seguridad Social, el Instituto Nacional para la Investigación de la Salud, y la Unión Europea, así como Novartis, la compañía farmacéutica suiza detrás de Fevipiprant.
Se trata de un ensayo de fase III, es decir, el fármaco ya ha sido sometido a pruebas de seguridad a pequeña escala en los pacientes, así como el análisis inicial de los posibles efectos secundarios. Este ensayo tiene por objeto establecer con mayor precisión la eficacia del medicamento se encuentra en un mayor número de pacientes.

Brightling espera que, si Fevipiprant resulta eficaz y es aprobado por los reguladores de medicamentos, dará lugar a reducir la enfermedad, por lo que los asmáticos necesitaran menos cuidados, y hará que el asma sea menos costosa para el SNS, que actualmente gasta más de un billón de euros al año tratándolo.