Andrés Aberasturi.- ¿Gobierna el Gobierno?.

Actualizado 20/06/2009 14:00:34 CET

MADRID, 20 Jun. (OTR/PRESS) -

Qué difícil resulta escribir desde el dolor otra cosa que no sea expresar ese dolor, sacarlo fuera y volver a repetir que así no vamos a ninguna parte. Al menos esta vez en el Parlamento Vasco no ha habido excepciones y el silencio lo han compartido todos. Algo es algo. La imagen de los representantes elegidos solidarizándose con la nueva víctima de ETA me llevó sin querer a aquella otra terrible, procaz, absolutamente bochornosa para una sociedad sana de Josu Ternera sentado, legalmente, en la comisión de Derechos Humanos de ese mismo Parlamento. Pero la vida sigue pese a todo y sin abandonar el dolor de cada uno, esa rabia interior que nos dignifica frente a la bomba lapa, al tiro en la nuca, al secuestro, otras cosas ocupan el quehacer de cada día.

Y sorprende -al menos me sorprende a mí, no sé si a más gente- que el mismísimo ministro de Trabajo, el señor Corbacho, afirme categóricamente que no habrá ninguna reforma laboral que no sea aprobada por los sindicatos. Hombre, tampoco es eso; y aunque inmediatamente dijera usted lo mismo de los empresarios -que no lo va a decir- tampoco parece que tales afirmaciones las deba hacer un miembro del Gobierno cuya misión -como su nombre indica- es gobernar una sociedad plural donde conviven sindicatos, trabajadores que no comulgan con los sindicatos, empresarios de todos los tamaños, autónomos, amos y amas de casa y un largo etcétera que en absoluto se siente representado por quienes componen la famosa mesa del diálogo social que ya está visto dialoga poco y es incapaz de llegar a ninguna conclusión válida para todos en estos tiempo de crisis. Y el problema, ministro, es que todos sufrimos las consecuencias de ese desencuentro y lo que esperamos de un gobierno es que actúe como actuó el de Felipe González pese a enfrentarse a dos huelgas generales convocadas por esos sindicatos a los que usted no sé ya si respeta o teme.

¿Cómo que no habrá reforma sin la bendición de los sindicatos? ¿Pero que broma es esta, señor ministro? ¿Quién demonios gobierna este país, los sindicatos o usted? Hasta la ministra de Economía cuando aun estaba caliente su nombramiento, advirtió de que si no había acuerdo social, el Gobierno tendría que tomar las decisiones pertinentes; y eso es lo lógico. Pero si resulta que el presidente ZP pide cariño a la UGT y usted dice estas cosas a CCOO ¿Qué hacemos con la CEOE y las CEPYME? ¿En qué posición se quedan a la hora de negociar? ¿Qué futuro puede tener un diálogo social cuando el ministro de Trabajo ya ha anuncia que no habrá medidas que molesten a los sindicatos?.

Juro que hago esfuerzos por disculpar casi todo, por entender las meteduras de pata, las frases susceptibles de ser descontextualizadas y hasta intento distinguir entre el calor electoral y lo que realmente está en la mente de cada uno. Pero ni así. Mire señor Corbacho, yo, que no sé casi de nada, le puedo asegurar que habrá reforma laboral por la sencilla razón de que es absolutamente necesaria para todos y encima, cada vez más urgente. Y eso que le digo yo, los saben, los primeros, los sindicatos. Es lo que tienen las crisis cuando se quieren acompañar de ideologías de panfleto, que al final hay que elegir. Y ahí tiene usted a su Gobierno de izquierdas financiando a las autonomías (a unas más que a otras) exageradamente y subiendo a la vez los impuestos a todos, ricos y pobres, por igual. No casa y como sigan así, esto terminara en divorcio.

OTR Press

Cayetano González

Caos en Cataluña

por Cayetano González

Antonio Pérez Henares

El amuleto

por Antonio Pérez Henares