Antonio Casado.- Deescoordinación

Actualizado 05/09/2009 14:00:31 CET

MADRID, 5 Sep. (OTR/PRESS) -

La OCDE y el Banco Central Europeo hablan de recuperación económica. Un minuto después la vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, se sumaba al optimismo, pero ocultando que el mensaje que justifica su euforia advierte que España tardará en recuperarse más que los demás países. Aún no contamos con una explicación oficial de las razones por las que estaremos en el furgón de cola cuando el tren vaya saliendo del túnel.

La capacidad de maniobra del Gobierno para sacar a España de la crisis es muy limitada. Cierto. Lo he escrito muchas veces. Pero también he hablado del síndrome del piloto borracho. Un mal que afecta no tanto al piloto, seguramente convencido de ser el mejor en la especialidad de vuelos acrobáticos, sino a los pasajeros. Volamos con la incómoda sensación de que el comandante desconoce la ruta, aún dentro de las limitaciones impuestas por la calidad y tamaño de la nave. Serán modestas pero no justifican la descoordinación y los bandazos que de algún modo pueden estar contribuyendo precisamente a que nuestro país esté en el pelotón de los torpes al salir del agujero.

A la vicepresidenta, Elena Salgado, le preguntaron el otro día: ¿Quién coordina la política económica del Gobierno? Su respuesta inmediata, fue: "El Gobierno", como si sobre el timón hubiera quince o dieciséis manos. Luego mencionó de pasada al presidente y a los ministros. Nada sobre su propia responsabilidad de teórica coordinadora de los ministros que se mueven en esta ámbito de la gobernación, como diciendo a mi que me registren ¿Tan mal pinta la cosa que la vicepresidenta económica no se reconoce ni como "primus inter pares" entre los ministros del área?

Sabíamos de los problemas de Zapatero, y por tanto del Gobierno, para comunicarse con la opinión pública. Ahora se detectan respecto a la comunicación entre los miembros del Gobierno. O sea, no funciona la coordinación. O no funciona el coordinador. Lo hemos visto en demasiadas ocasiones a la vuelta de las vacaciones, pero donde se ha rizado el rizo ha sido en las negociaciones sobre el cheque de ayuda suplementaria a los parados con el subsidio agotado.. El viernes 29 el Gobierno pensó solamente en aplicar esta prestación suplementaria y temporal a los parados que hubieran perdido la cobertura el 1 de agosto. El lunes 31 ya aceptó que fuese el 1 de junio, pero mientras unos ministros decían hasta aquí hemos llegado, otros decían que ya veremos y, al tiempo, el portavoz parlamentario, José Antonio Alonso, llegaba a un acuerdo el miércoles 2 con los grupos parlamentarios más a la izquierda (IU, ERC, BNG), según el cual podrán recibir la ayuda suplementaria de 420 euros quienes hayan agotado el subsidio legal desde el 1 de enero.

En esto sí tiene razón Rajoy cuando califica de "colosal" la descoordinación del Gobierno.

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos