2 de junio de 2020
 
Publicado 19/05/2020 8:00:28 +02:00CET

Antonio Casado.- Madrid: alto riesgo

MADRID, 19 May. (OTR/PRESS) -

Cuando leo que Francia ha sufrido un repunte, con fuerte aumento en el número de muertos (483, después de los 96 del día anterior), se me ponen los pelos de punta mirando la sombra negra que nos sobrevuela tras haber iniciado un proceso de desescalada similar ¿Y si el bicho ataca de nuevo en vísperas del verano?

No lo quieran los dioses. Pero vale la pena mirar a los vecinos franceses antes de enzarzarse en la espinosa polémica respecto al salto de fase (de la 0 a la 1 a partir de este lunes) que el mando único ha negado a la Comunidad de Madrid. Y mientras miramos al país de al lado, tal vez comprendamos mejor a los expertos innominados que pidieron siete días más de paciencia antes de un mayor desperezamiento de la actividad.

Eso siempre será más susceptible de reprobación. Al fin y al cabo se trata de magnitudes contantes y sonantes (camas UCI, número de contagiados, dotación de los centros de atención primaria, sistema de detección precoz, etc). Pero un proceso de intención política es imposible de probar. Tendrían que salir los expertos, o alguno de ellos, con pruebas fehacientes de que el ministro, o el presidente del Gobierno en su caso, desoyó sus informes y actuó -o actuaron- por interés de partido.

Tengo dudas de que, incluso subordinando las razones técnicas a las políticas, pudiera el Gobierno llegar a creer que le favoreciese un castigo a la Comunidad por estar en manos del PP. Como si el PSOE no tuviera votantes en la región. Recordemos que ganó las elecciones generales, también en esta zona de España. ¿En qué favorecería a Sánchez la "ruina económica de la región" denunciada por Isabel Díaz Ayuso, como consecuencia inevitable del frenazo oficial a su paso de fase?

Técnicamente, Madrid es una zona de alto riesgo, al margen de que haya mejorado su la capacidad de respuesta de su sistema sanitario respecto a la irrupción del virus a mediados de marzo. Se dice expresamente en el informe de los expertos, ese que llegó antes a los medios de comunicación que a la propia presidenta de la Comunidad (protestó por ello, con toda la razón).

El hándicap es que hablamos de la zona con mayor densidad poblacional de España (nada menos que 5.418,47 habitantes por kilómetro cuadrado en la capital). Una circunstancia que, según el informe, "podría favorecer una elevada tasa de contacto entre personas". Esa peculiaridad no permite comparación con otras comunidades que, aunque tengan una mayor tasa de contagio por cada 100.000 habitantes (Navarra, por ejemplo), no tienen los riesgos de una conectividad tan elevada como la de Madrid, lo cual "aumentaría el riesgo de propagación de la enfermedad a los municipios y provincias de su alrededor" si se produjera el temido repunte de la epidemia.

Contador