Publicado 27/12/2022 08:02

Antonio Casado.- No olvidemos los orígenes

MADRID, 27 Dic. (OTR/PRESS) -

"No hay que olvidar nuestros orígenes", reza el recado del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. Lo colgó en las redes sociales junto a una foto de Felipe de Borbón, cuando era niño, estrechando la mano de Franco. Un comentario de doble filo.

Cualquiera podía recordarle el pasado fascista de ERC. La réplica inmediata vino de la muy autorizada mano de Pérez Reverte. El escritor se limitó a repicar el comentario, "No hay que olvidar nuestros orígenes", junto a una estampa de los "escamots", las juventudes de ERC, que desfilaban con marcialidad por las calles de Barcelona a las órdenes de los hermanos Badía (tan admirados por Torra, ay) y del desdichado Josep Dencás, quien luego sería consejero de Gobernación.

Todo ello en nombre del Estat Catalá, fundado por Francesc Maciá antes de que este fuera cofundador de ERC y primer líder del partido-costalero de Pedro Sánchez, en el que ahora militan el mentado Rufián y el actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, que el día de Navidad presidió la ofrenda floral ante la tumba de Maciá (cementerio de Montjuic), al cumplirse el 89 aniversario de la muerte por apendicitis del padre espiritual de ERC. "Nos sentimos continuadores de la obra de Francesc Macia", dijo.

Pero, puestos a rememorar los orígenes, conviene recordar que antes de ser presidente de la Generalitat (1932-33) Francesc era "Francisco", un probo teniente coronel del Ejército español. Qué le vamos a hacer. "Su figura nos anima a seguir luchando por la libertad de Cataluña", dice Aragonés, mientras el líder de ERC, Oriol Junqueras, nos regalaba unas declaraciones sobre "lo mucho que hizo por Cataluña".

Y en este punto es donde el comentarista también siente la necesidad de repicar el polémico pie de foto de Rufián sobre los orígenes del régimen del 78, hoy coronado en la figura de Felipe VI. Conviene no olvidar que antes de fundar el Estat Catalá, una versión radical de inspiración totalizante, Francesc Maciá era militar de alta graduación en el régimen monárquico de la época que le tocó vivir. Y en eso, mire usted por donde, comparte la formación castrense del rey de España, el mismo que aboga públicamente por la paz institucional y advierte a la clase política frente a los riesgos de la confrontación entre poderes del Estado.

Es mi particular levantamiento de acta sobre el desdén que los socios y aliados de Pedro Sánchez han dedicado al mensaje navideño de Felipe VI. Empezando por el propio Pere Aragonés, que no ve en el actual rey un ejemplo de integridad. Él, como todos los demás socios de Sánchez (Podemos, Bildu, Compromís, BNG...) en realidad celebran el deterioro de las instituciones y disparan por elevación contra la Monarquía de la que se declaran objetores.

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Quién hundirá, al fin, la Justicia?

por Francisco Muro de Iscar

Antonio Casado

Reforma y contrarreforma

por Antonio Casado