Actualizado 24/02/2007 01:00 CET

Antonio Casado.- La situación, según el CIS

MADRID, 24 Feb. (OTR/PRESS) -

Décimas arriba o abajo, las expectativas de voto PSOE-PP son las del empate técnico, según dicen los expertos cuando las diferencias caben en los márgenes de error. Si los institutos de sondeos trabajan con márgenes de hasta el 3 por 100, según el tamaño de la muestra, ese 1,2 de ventaja socialista nos permite ver como ganador de las próximas elecciones generales a cualquiera de los dos grandes partidos del espectro.

De momento, no es una buena noticia para los socialistas. Con todos los resortes del poder en la mano no pueden presumir de haber hecho bien las cosas si, después de tres años en el Gobierno, no solo no han aumentado la ventaja sobre el PP sino que ésta se ha reducido. Y la tendencia es a reducirse aún más, pues se ha estrechado en dos décimas respecto al último barómetro del CIS, conocido hace tres meses.

Pero no hay encuesta sin paradoja. De ese modo, cualquiera pueda hacer la interpretación más conveniente a sus intereses. Por ejemplo, la intención directa de voto es abrumadoramente favorable al PSOE por unos 10 puntos de diferencia. Solo la "cocina" -simpatía, recuerdo de voto, percepción del ganador-, con la que el profesional valora las intenciones de quien no canta a la primera su voto decidido, es lo que conduce a una diferencia estimada de 1,2 puntos de ventaja socialista. Otra paradoja es que la subida del PP no se corresponde con una subida de Rajoy que, al contrario, baja en la escala de valoración de líderes, mientras que a la bajada del PSOE le acompaña el dato de que Zapatero, sin llegar al aprobado, resulta ser el líder mejor valorado.

Es reseñable el retorno del terrorismo como primera preocupación de los españoles después de más de dos años, lo cual nos remite al impacto social y no electoral del atentado de Eta en la T-4 de Madrid. O sea, que el terrorismo se dispara como el primer gran problema nacional en la percepción de los ciudadanos pero no se convierte en opción de premio o castigo al Gobierno y, en su caso, al PP, en términos electorales. Algo que debería hacer reflexionar seriamente a Zapatero y Rajoy, empeñados en subirse al tigre del electoralismo, cada uno al suyo, claro, justo cuando acaban de cancelar los ya cansinos intentos de reactivar el llamado Pacto Antiterrorista.

Además de esta relevante luz de posición relacionada con la lucha antiterrorista, el otro gran dato de la encuesta es el desencuentro cada vez mayor entre los ciudadanos y la clase política. "Aburrimiento", "desconfianza" e "indiferencia" sienten los primeros respecto a todo lo que tiene que ver con la política. Y es que la ciudadanía ya ha detectado que los políticos solo se ponen al frente de los problemas para tirar del carro cuando esos problemas son los suyos, los de la propia clase política, de elaboración propia y no compartidos por la gente. Mala cosa.

Antonio Casado

OTR Press

Fermín Bocos

El confinamiento

por Fermín Bocos

Luis Del Val

Signos inquietantes

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

España, zona catastrófica

por Charo Zarzalejos

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  5. 5

    Detenido en Mijas (Málaga) el sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes, una de ellas su exnovia