Carlos Carnicero.- ¿Cómo se construye la esperanza?

Actualizado 22/01/2009 1:00:18 CET
Actualizado 22/01/2009 1:00:18 CET

Carlos Carnicero.- ¿Cómo se construye la esperanza?

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

¿Qué ha ocurrido en el mundo para que Obama se haya constituido en la esperanza más sólida, casi única, frente a un mundo cambiante atenazado por la crisis más aterradora en setenta años? ¿Por qué ha nacido esta expectativa que ni siquiera es comparable a la de John Fitzgerald Kennedy?

En realidad no hay nada mágico. Es la coincidencia en el tiempo de grandes convulsiones económicas, con el hartazgo general de la injusticia como forma de crecimiento económico, además irresponsable, y la caducidad instantánea de los dogmas neoliberales que habían sentenciado el enriquecimiento rápido de los poderosos sobre el sufrimiento de la mayor parte de la humanidad. Una propuesta sencilla, formulada en términos sinceros, prometiendo sacrificios como metodología para un éxito colectivo, ha despertado la esperanza junto a una extraordinaria facilidad de comunicación ausenta de populismo.

La receta parece sencilla pero no se contagia fácilmente. Obama, lo primero que ha dicho es que el reto es muy difícil y que hace falta grandes sacrificios de todos. Luego ha recordado a los privilegiados que se tienen que olvidar de eso, porque esa fiesta ha terminado; ha prometido diálogo, colaboración leal con sus aliados y firmeza frente a las amenazas: ¿por qué les resulta tan difícil a los líderes mundiales copiar la fórmula?Hay algo en la trayectoria de Obama que es síntesis de culturas y de razas; mezcla de lugares de formación y constancia en su crecimiento intelectual. Será que el liderazgo es una carrera difícil que reclama años de trabajo oscuro y duro.

Será que no es fácil entender que el pacto es mejor que la confrontación. Ocurrirá que la soberbia es una mochila insoportable para los ciudadanos. Tal vez José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy debieran perder unos minutos en reflexionar sobre la forma en la que Obama ejerce la política. Tal vez así podríamos recuperar los españoles la esperanza.

Carlos Carnicero.

OTR Press

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado