Carmen Tomás.- Desde el parqué.- Tsunami vendedor

Actualizado 07/02/2010 13:00:12 CET
Actualizado 07/02/2010 13:00:12 CET

Carmen Tomás.- Desde el parqué.- Tsunami vendedor

MADRID, 7 Feb. (OTR/PRESS) -

La bolsa española vivió una semana de infarto. El IBEX se dejó casi un 8 por ciento y casi los 10.000 puntos. Es la cuarta semana consecutiva de pérdidas. La venta masiva de inversores extranjeros está detrás de este auténtico tsunami de desconfianza sobre las posibilidades de la economía española y el riesgo de impago de su deuda pública. No solo en la bolsa se reflejó el descrédito del gobierno español. También subió la prima de riesgo que el Tesoro tuvo que pagar para colocar la deuda y el diferencial con el bono alemán a 10 años que rozó los 100 puntos básicos.

El presidente del Gobierno, en su surrealista comparecencia del viernes por la tarde para explicar la "no reforma laboral", insistió en el mensaje lanzado por los suyos de que son los especuladores quienes están atacando a la bolsa y a la deuda española. Olvida el presidente que los mercados están para ganar dinero y que atacan obviamente al más débil. Los inversores, sobre todo extranjeros, palpan la falta de liderazgo de Zapatero y no sólo el volumen de la deuda sino el uso que se le ha dado a cada euro de ese endeudamiento. Han visto, como todos, ese ir y venir de papeles a Bruselas a cuenta de la reforma de las pensiones y lo constataron el viernes con esa reforma laboral que no es tal. Zapatero ha demostrado una vez más que es rehén de los sindicatos y que la descoordinación y la improvisación siguen presidiendo su gobierno.

Zapatero aún no se ha enterado o le da igual, que hay miedo a la solvencia de España -sólo este año tiene que colocar 225.000 millones de euros en los mercados- y que su gestión de la crisis es nefasta. Parecía que en el gobierno se habían asustado. Empezaban a hablar de reformas y sin embargo o se echan atrás o se ablandan ante los sindicatos y su amenaza de romper la "paz social". Nada se ha vuelto a saber de los 50.000 millones de euros de recorte del gasto público y las previsiones para los próximos años no son creíbles.

Veremos cómo empieza la semana. De momento, el Banco de España ha confirmado que España siguió en recesión el último trimestre del año 2009 y que el paro seguirá aumentando. Salgado y Campa inician una semana de gira para sosegar a los mercados. Veremos si lo consiguen, pero desde luego, a estas alturas, deberán llevar bajo el brazo más que propuestas si quieren convencer.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Vuelta a las urnas

por Charo Zarzalejos

Isaías Lafuente

Se buscan culpables

por Isaías Lafuente

Julia Navarro

En busca del centro

por Julia Navarro