Desde el parqué.- Sigue el festival.

Publicado 12/01/2014 12:00:11CET
Actualizado 12/01/2014 12:00:10 CET

Para leer más

Desde el parqué.- Sigue el festival.

MADRID, 12 Ene. (OTR/PRESS) -

La bolsa española ha empezado el año con una auténtica fiesta. Sólo esta semana ha subido un 5 por ciento. Y ya se sabe, según las estadísticas, que como empiezan las primeras jornadas, así acaba el año. Esperemos que esta máxima se cumpla también este año y al menos cierre como 2013 que finalmente avanzó el IBEX un 21 por ciento. La alegría inversora ha venido sobre todo de la mano de la bajada de la prima de riesgo, que incluso llegó a estar estos días por debajo de los 190 puntos y la primera emisión de deuda no ha podido saldarse mejor. Todo un alivio después de dos años de dura batalla contra la falta de confianza de los mercados en la evolución de la economía española.

Pero, además, se han conocido datos que van apuntalando la salida de la crisis. No sólo el consumo va algo mejor, sino lo que es más importante la producción industrial, la venta de coches, las necesidades de financiación exterior, algunas empresas han salido al mercado, es especial Bankia y otros como el crédito a las pymes. También instituciones como JP Morgan han mejorado sus previsiones sobre España, el FMI va una situación anterior a la crisis y buena parte de las empresas han avanzado un mejor 2014 para sus cuentas y para España.

Claro que hay en el horizonte algunas cosas que todavía frenan el optimismo a ultranza. El Estado y las empresas tienen que emitir muchísima deuda este año y falta por ver que se cumplan las previsiones de déficit público. Importantes asuntos sin ninguna duda. Sin embargo, ahora mismo es difícil sostener que la situación no es mejor y que se están sentando las bases para que esas buenas cifras que arroja la macroeconomía se trasladen a la economía real. Hay que seguir también muy de cerca al mercado inmobiliario donde las opiniones son diversas. Hay quien opina que ya se ha hecho el ajuste de precios y que se empiezan a casar operaciones. Veremos qué avanzan los datos en el primer trimestre, pero este sector tan necesario tiene mejor cara y eso es indudable.

Hay que ser, por tanto, cautelosos. No lanzar las campanas al vuelo es siempre una buena política, pero también es bueno analizar sin matices lo que está pasando y recuperar el ánimo y el buen hacer que siempre ha caracterizado a los españoles. Vamos a salir y lo vamos a hacer mejor que en otras ocasiones. A ver si los ahorros en el sector público, especialmente en intereses de la deuda, puede trasladarse a los bolsillos de los ciudadanos por la vía de bajar impuestos. Sería una muy buena decisión.

Para leer más

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos