Cayetano González.- Gobierno de Coalición

Publicado 13/05/2014 12:00:18CET

MADRID, 13 May. (OTR/PRESS) -

Ha sido el exPresidente del Gobierno, Felipe González, el que ha lanzado durante el pasado fin de semana la propuesta: las difíciles circunstancias políticas y económicas en las que vive España pueden hacer necesario la conformación de un gobierno de coalición entre los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, algo que no tiene precedentes en los treinta y siete años transcurridos desde las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco.

En el plano teórico, la propuesta de González puede tener su sentido, aunque sea en el terreno de los hechos donde pueda encontrar más dificultades, por no decir, obstáculos difíciles de superar. Por poner sólo algunas "pegas": ¿Quién debería liderar ese hipotético gobierno de coalición?: ¿El PP o el PSOE? ¿Sería factible una fórmula de ese tipo con Rajoy y Rubalcaba al frente de ambos partidos o sería necesario un cambio en los liderazgos de los populares y socialistas para allanar el camino?

Sin ser demasiado mal pensado, Felipe González y otros líderes políticos, empresariales o incluso medios de comunicación que podrían estar a favor de ese gran gobierno de coalición, lo están, ¿por buscar lo mejor para el País, o para preservar el "statu quo" del bipartidismo que ha venido funcionando desde la transición política? Porque, insisto sin ser mal pensados, la líder de UPyD, Rosa Díez, desvelaba en un acto electoral de este pasado fin de semana que hace unos días el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, le había comentado que en caso de que el bipartidismo corriera peligro, aplastarían a los partidos pequeños que osaran ponerlo en cuestión, como se aplasta a una nuez.

Hace año y medio, casi once millones de españoles le dieron al PP una holgada mayoría absoluta -exactamente 10.866.566 votos y 186 escaños en el Congreso de los Diputados de un total de 350- mientras que el PSOE liderado por Rubalcaba obtuvo su peor resultado desde la restauración de la democracia.

Parece obvio que los ciudadanos confiaron al PP y a Rajoy la tarea de gobernar y de sacar a este País de la crisis económica en que se encontraba, a la que habría que añadir la institucional derivada del desafío secesionista lanzado desde Cataluña. Dentro de año y medio los ciudadanos tendrán la ocasión de volver a pronunciare a través del voto y será entonces, a la luz de los resultados, el momento de analizar la fórmula de gobierno más conveniente para los intereses del País.

Para leer más

OTR Press

Carmen Tomás

Carmen Tomás

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

¿A quién se le ocurrió?

por Victoria Lafora

Charo Zarzalejos

No bonito, no

por Charo Zarzalejos