Publicado 27/09/2013 12:00:16 +02:00CET

Cayetano González.- El suicidio de Mas

MADRID, 27 Sep. (OTR/PRESS) -

El Presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, sigue marcando el ritmo y la intensidad del desafío secesionista planteado por el mismo, por CiU y por ERC al conjunto del Estado. En su intervención durante el debate de política general celebrado en el Parlamento de Cataluña, Mas volvió a reiterar su intención de que el próximo año se celebre el referéndum pro-independencia y si esto no es posible porque lo prohíba el Gobierno Central, anunció que muy probablemente adelantaría las elecciones autonómicas con el objetivo de convertir estas en una especie de plebiscito. Para que nadie dude de cuales son sus intenciones, el Presidente de la Generalitat señaló que antes de que finalice el año, dará a conocer la fecha y el texto de la pregunta que pretende someter a referéndum.

Mas sabe de sobra que el Gobierno de España no puede autorizar un referéndum en Cataluña porque en ese supuesto estaría permitiendo que se cometiera una ilegalidad en una parte del territorio nacional. Por lo tanto, el margen de negociación que hay entre los deseos de Mas y las obligación que tiene Rajoy como Presidente del Gobierno de cumplir y hacer cumplir la ley es igual a cero. En esa tesitura, el choque de trenes institucional es inevitable y no tiene ninguna salida posible.

Pero siendo la actual situación complicada e incluso endiablada para el Gobierno de Rajoy, tampoco lo es menos para Mas, ya que en su loca huida hacia adelante, puede dejarse muchos jirones en el camino, incluso consumar su suicidio político. Hay encuestas que indican que caso de celebrarse hoy elecciones autonómicas en Cataluña, la fuerza mas votada -por primera vez desde la transición política- sería la Esquerra Republicana, pasando Convergencia y Unió a un segundo lugar. Es decir, que el próximo inquilino del Palau de la Generalitat no sería Artur Mas sino su actual socio y líder de ERC, Oriol Junqueras. Por no hablar del desplome que sufrirían en esas elecciones tanto el PSC como el PP, en beneficio de Ciudadanos, la formación liderada por Albert Rivera y que en estos momentos es percibida como la referencia mas clara del constitucionalismo.

Ante este futuro lleno de incertidumbre y de inestabilidad, el llamamiento hecho por Rivera para intentar lograr un pacto entre las formaciones políticas que defienden la Constitución y que Cataluña es parte de España tiene todo su sentido. Ese pacto estaría en el momento presente circunscrito al PP y al propio Ciudadanos, a la espera de que el PSOE acabe de aclararse sobre lo que quiere ser de mayor: o seguir de la mano de un partido mitad socialista, mitad nacionalista como es el PSC o decidirse a presentarse con todas sus siglas en Cataluña, también con la E de español.

Para leer más

OTR Press

Carmen Tomás

A paso de tortuga

por Carmen Tomás

Julia Navarro

Okupas

por Julia Navarro

Antonio Pérez Henares

Barruntos para el otoño cercano

por Antonio Pérez Henares

Lo más leído

  1. 1

    Doloroso último adiós a Humberto Janeiro con dos sonadas ausencias

  2. 2

    Transforman agua de mar en agua potable segura y limpia en menos de 30 minutos usando luz solar

  3. 3

    Detenido en Villa del Prado por vender droga desde su tienda a jóvenes en inmediaciones de un colegio

  4. 4

    Filtrado el oscuro título de Spider-Man 3

  5. 5

    El PP suspende de militancia a los dos detenidos por torturar hasta la muerte a un gato en Manacor