29 de marzo de 2020
 
Actualizado 03/03/2008 1:00:22 CET

Consuelo Sánchez-Vicente.- Empatados hasta el final

MADRID, 3 Mar. (OTR/PRESS) -

El PSOE y el PP están preparando a sus líderes para el debate de esta noche como si fueran caballos de carreras, con las diferencias obvias entre equino y humano, naturalmente. En vez de masajitos en las patas, masajitos en las neuronas, en vez de darles cuerda en círculos para que calienten los músculos, paseítos por el monte y el jardín, en vez de palmaditas en el lomo y caricias en el cuello, reuniones con la familia y los amigos para que les suban la autoestima, en vez de zanahorias y azucarillos, 'chuches' de cariño. Y sobre todo, mucha, mucha tranquilidad. La apariencia, naturalmente, también importa lo suyo. Un caballo que se siente cómodo con los arreos -silla, manta, bridas- corre más y mejor, y el mismo efecto surte sobre la seguridad en sí mismo del candidato televisivo que el traje, la camisa y la corbata den bien a cámara, pero eso es algo de lo que ni los caballos ni los políticos se tienen que preocupar porque ya se ocupan sus asesores de imagen. Pero, ¿qué es lo que de verdad hace correr a un caballo? El miedo. El miedo a la espuela, al bocado, y sobre todo a la fusta.

La fusta del espectáculo que ambos líderes nos van a ofrecer esta noche en televisión yo creo que son las encuestas. Los indecisos han sido la gran pieza a cobrar. El voto militante de ambos es muy fiel, pero no da para romper el empate Zapatero-Rajoy. Las últimas encuestas de la campaña son casi un calco de las de la precampaña, que a su vez han sido casi un calco de todas las que hemos ido conociendo desde mediada la Legislatura: empate técnico, continúa el empate técnico. 50 millones de euros después (que es lo que va a costar esta campaña electoral), los españoles seguimos sin saber a que carta quedarnos, si a la de Zapatero o a la de Rajoy. 50 millones de euros después, la pelota del 9-M sigue en el tejado de los indecisos. 50 millones de euros después lo único claro es que tenemos 50 millones de euros menos en el bolsillo público.

Yo creo que la única forma de que esta legislatura de pesadilla no se repita es que el próximo presidente obtenga una victoria clara y holgada en las urnas, así que ojalá vaya a votar el censo entero. Pero, que el PSOE y el PP lleguen al debate de esta noche empatados creo que es 'mérito' de Zapatero, y 'cum laudem'. Ha tenido que esforzarse mucho para conseguirlo. Rajoy salió laminado de las elecciones del 14-M, pero puede ganar. Igual no gana, pero puede ganar. Zapatero salió a hombros, pero puede perder. Igual no pierde, pero puede perder. En sólo cuatro años, todo un récord.

Consuelo Sánchez-Vicente

"