Esther Esteban.- Más que Palabras.- Pensiones y alarmas.

Actualizado 18/04/2009 14:00:34 CET
Actualizado 18/04/2009 14:00:34 CET

Esther Esteban.- Más que Palabras.- Pensiones y alarmas.

MADRID, 18 Abr. (OTR/PRESS) -

¿Nuestras pensiones están aseguradas o la crisis puede ponerlas en peligro? Afirmar que, a día de hoy, esta importantísima prestación está en riesgo es, sin duda, un exceso, pero si las cosas siguen igual y la economía no empieza pronto a reactivarse pueden encenderse las luces de alarma. Eso es, al menos, lo que opina el Gobernador del Banco de España, para quien es muy posible que la Seguridad Social cierre este ejercicio con números rojos.

Y ¿cuáles son sus recomendaciones?, pues una serie de reformas que ya se están aplicando en otros países de Europa. Miguel Angel Fernández Ordóñez sugiere retrasar la edad de jubilación -que en otros países como Alemania ha pasado de los 65 a los 67 años-. Plantea también la modificación de la base reguladora a partir de la que se calcula la cuantía de la pensión y que ahora se fija teniendo en cuenta los últimos 15 años de la vida laboral y podría ampliarse a los 25. Sus palabras, sin embargo, han caído como un nuevo jarro de agua fría en el Gobierno, que con renovación ministerial o sin ella, cada día se desayuna con un nuevo "sapo" que tragar. Sin embargo, algo habrá que hacer, aunque al presidente le salga salpullidos con los planteamientos de este tipo y a los sindicatos aun más.

Si en España un jubilado cobra por cada dos trabajadores en activo y el empleo sigue cayendo, el sistema puede llegar a ser inviable y hay que evitarlo. Países como Francia, Alemania y Suecia ya han tomado iniciativas en ese sentido y han funcionado. ¿O es que España es diferente? Cerrar los ojos a esta realidad puede poner en serio peligro las pensiones del futuro y con eso, señor presidente, no se juega. La seguridad Social tiene unas reservas de 53.000 millones de euros, suficientes para capear tres o cuatro años la crisis, pero ha de garantizarse su viabilidad a largo plazo. Urge pues la convocatoria del pacto de Toledo y que todos se pongan manos a la obra.

El aumento de la esperanza de vida de los españoles seguirá incrementando la cifra de jubilados, mientras el número de trabajadores en activo está en caída libre, por lo que las señales de alarma son cada vez mas claras. Mas vale que se empiece a prevenir si no queremos lamentar a medio y largo plazo.

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos