Fermín Bocos.- Caminando en círculo

Publicado 11/07/2015 12:00:05CET

MADRID, 11 Jul. (OTR/PRESS) -

La Conferencia del Partido Popular desprende el aroma de los compases previos a las campañas electorales. Tiene a la oposición con la mosca del adelanto electoral tras la oreja. En el PSOE (Pedro Sánchez), no descartan ese escenario.

La puesta en escena de la Conferencia -cambio de logo incluido- se atribuye a Jorge Moragas el hombre del Presidente para todo. La idea de encerrar las siglas "PP" en un círculo dará mucho juego a los dibujantes especializados en la sátira política. A más de uno se le habrá pasado por la cabeza que quien lo haya llevado hasta la bandera de los populares debía estar mirando de reojo algún cartel de Podemos. Pero el círculo, como símbolo del todo, es mucho más antiguo. Tanto como algunas de las prácticas de un partido que esta semana al elegir para el Senado a todos los presidentes regionales destronados el 24M demostraba no haber entendido el mensaje de regeneración enviado por una parte de sus votantes. Más de dos millones de electores perdidos entre la abstención y el voto a Ciudadanos. La imagen de la Cámara Alta como exilio dorado de profesionales de la política rechazados en las urnas desmiente el discurso de la renovación y oscurece la imagen modernizadora de dirigentes emergentes como Cristina Cifuentes la presidenta de Madrid, Pablo Casado, Andrea Levi o Javier Maroto. ¿Qué cabe esperar del conclave popular? Pues, más de lo mismo. El mensaje del FMI anunciando que España será la economía de la zona euro que más crecerá en 2016 será, sin duda, la palanca sobre la que el Presidente Rajoy apoyara su conocido discurso de la recuperación, olvidando a quienes estos días desde dentro del propio partido (Juan Vicente Herrera) le recordaban que crecimiento no equivale a reparto igualitario de riqueza y oportunidades. Es bueno que las empresas del Ibex estén ganando dinero. Pero seguimos teniendo más de cuatro millones de desempleados. En fin, la política también es teatro. Puesta en escena. Y en el caso de la Conferencia todo parece diseñado para cumplir el ideal gatopardesco: para que todo siga igual, se precisa apariencia de cambio. Aunque, a la postre, la cosa no vaya más allá de cambiar el logo. Conociendo a Mariano Rajoy, se puede decir que es mucho.

Para leer más

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos