Fermín Bocos.- Mentiras y política

Publicado 01/02/2018 8:00:15CET

MADRID, 1 Feb. (OTR/PRESS) -

No es un secreto que para ciertos políticos, mentir, engañar a la gente, forma parte de su modo de entender la política. Lo que ya no es tan fácil de comprender es que no paguen por ello. Que sus seguidores no se lo reprochen dándoles la espalda.

Merced al atrevimiento de un cámara de televisión o por una indiscreción procurada, los españoles hemos podido conocer el contenido de unos mensajes de teléfono móvil enviados por Carles Puigdemont a Toni Comín en los que el ex presidente de la Generalitat, huido de la justicia, trasladaba al ex conseller (también prófugo) su pesadumbre porque dice sentirse abandonado por los suyos. Entre las expresiones utilizadas por Puigdemont hay una: "Esto se ha terminado, los nuestros nos han sacrificado. Al menos a mí", que retrata el fracaso de un proceso que estos dirigentes y sus conmilitones de la Esquerra y de JxCat, ocultan a sus seguidores. Muchos de ellos, por cierto, se amotinaban el martes en las inmediaciones del Parlamento de Cataluña cuando creían que Puigdemont podría ser investido telemáticamente.

Les mienten, les ocultan la realidad, pero por fragilidad o por fanatismo, sus partidarios siguen apoyándoles pese a la evidencia de que están siendo utilizados por unos desaprensivos que en el caso de Cataluña han llevado a buena parte de la sociedad hasta el precipicio embarcando a muchos ciudadanos en un discurso populista incendiario que lleva a conculcar la ley.

Algo parecido -un relato deliberadamente falsario- llevó en el caso del Reino Unido a la mitad de los británicos a apostar por la salida de la Unión Europea convencidos de que todo iban a ser ventajas en cuanto la Gran Bretaña recuperara su soberanía tras romper con Bruselas. Ahora saben que no va a ser así. Lo saben por un documento que se ha filtrado y que el Gobierno que preside la señora Theresa May guardaba en secreto. Era tan reservado que a los ministros no se les permitía conservar sus propias copias. El informe constata que el "Brexit", la salida de la Unión Europea, tendrá consecuencias muy negativas para la economía del país. Tantas que en los próximos quince años empeorará la calidad de vida de los habitantes de las islas. El documento filtrado rebaja todas las expectativas y demuestra que los británicos van a salir perdiendo en el trance.

¿Por qué los demagogos y los mentirosos que tanto abundan prosperan tanto en la política? Para mí es un misterio.