Actualizado 29/05/2010 14:00

José Cavero.- Demasiados coches oficiales.

MADRID, 29 May. (OTR/PRESS) -

Hay coincidencia en la opinión sobre el abultadísimo número de coches oficiales que "funcionan" por el país y sobre la necesidad de reducirlos en atención al ajuste y reducción de gasto público. Primera cuestión, los políticos británicos, muy poco cuidadosos en la anterior legislatura de atender el gasto público en sus cuentas corrientes personales, acaban de decidir que ni siquiera los ministros tienen derecho a disponer, en jornada completa, de coches oficiales como si fueran de su propiedad, con chófer... si es que alguien conoce la cifra aproximada... Ahora hemos sabido, a modo de ejemplo, que la Xunta y las entidades de ella dependientes, los principales concellos de Galicia, sus cuatro diputaciones, las tres universidades, la federación que agrupa a los municipios y provincias (Fegamp) y la Delegación del Gobierno central en la comunidad disponen actualmente de 1.097 turismos para atender sus diferentes servicios, entre ellos, unos 150 destinados al transporte de altos cargos, según datos facilitados a La Voz de Galicia por responsables de dichas entidades. La Administración gallega controla un 94,5 por ciento de dichas unidades.

Según este estudio, para empleo exclusivo del presidente, los conselleiros, los directores y secretarios xerais (generales) y demás integrantes de su cúpula, el Ejecutivo de Feijoo controla 84 berlinas de gama alta, *moitas menos que co bipartito* (muchas menos que con el bipartito anterior), enfatizan fuentes de Presidencia. Cabe recordar que el coche oficial del presidente fue cuestión que dio mucho que hablar y que discutir en la campaña que impuso a Feijoo en la Xunta. Luego se pregunta La Voz si piensa efectuar a corto o medio plazo, debido a la crisis, algún recorte *drástico* en este campo como el que, por ejemplo, acaba de aprobar la también popular Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid. No. Desde San Caetano defienden que esos ajustes ya se llevaron a cabo hace meses. *Galicia é un exemplo en política de austeridade e eficiencia, tamén no parque móbil. As medidas que agora impulsan outras Administracións, no caso galego teñen xa resultados concretos e medibles*, defiende un portavoz del gabinete de Alfonso Rueda. *Entre as accións -abunda, añade- figuran deixar un só coche para cada conselleiro ou que os condutores sexan de zonas próximas a onde viven os altos cargos asignados, para evitar desprazamentos innecesarios*.

Sigue relatando el reportaje que "a mayores, las arcas autonómicas sufragan coches de lujo para los ex presidentes y decenas de miembros del Tribunal Superior de Xustiza, la Fiscalía Xeral, el Consello Consultivo, Defensa da Competencia, el Consello da Cultura, el Servizo de Igualdade, el Instituto de Seguridade e Saúde Laboral, la Academia de Seguridade e Control do Medio Mariño, entre otros. Para que se muevan alcaldes y concejales, el Ayuntamiento de A Coruña cuenta con ocho automóviles (todos Audi); el de Vigo, con cuatro; los de Santiago, Ourense y Lugo, con tres cada uno; y los de Ferrol y Pontevedra, con uno, al igual que los de Marín, Lalín, Oleiros, A Estrada, Silleda y Vila de Cruces. Entretanto, los presidentes y ediles provinciales concentran veinte: siete en Lugo, seis en A Coruña, cuatro en Ourense y tres en Pontevedra. Por su lado, el rector y vicerrectores compostelanos viajan con chófer en cuatro potentes vehículos; los coruñeses, en tres; y los vigueses, en cinco. El delegado del Gobierno y el presidente de la Fegamp.

No parece que fuera una barbaridad decretar, de golpe, la eliminación de unos cuatro o seis mil coches oficiales. El medio ambiente nacional, y el Tesoro Público, lo agradecerían...

Leer más acerca de:

Francisco Muro de Iscar

Vergüenza ajena

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Vendrán más, muchos más

por Victoria Lafora