José Cavero.- Socialismo presuntamente radical

Actualizado 06/09/2008 2:00:41 CET
Actualizado 06/09/2008 2:00:41 CET

José Cavero.- Socialismo presuntamente radical

MADRID, 6 Sep. (OTR/PRESS) -

Durante toda la anterior legislatura, el PP acusó repetidamente al PSOE de Zapatero de ser un partido radical, inusual e insospechadamente radical, como forma de desacreditarlo. Radical, entiéndase, en el sentido contrario a moderado y razonable. Todavía no ha reaparecido el adjetivo, pero es probable que lo haga en fecha próxima, porque este socialismo gobernante de Rodríguez Zapatero sí parece decidido a complementar algunos proyectos "radicales", es decir, mucho menos moderados que los que han estado vigente en los últimos meses. Tres ejemplos:

- La ministra Bibiana Aido anunció finalmente este jueves que no se procederá a remozar o modificar la ley del aborto, que ya ha cumplido casi un cuarto de siglo de vigencia, sino que se procederá a hacer una ley nueva, acorde con las necesidades de las españolas y de su necesidad de ejercer un derecho sin que nadie las persiga por ello.

- El parlamento andaluz abordará, antes que ningún otro, el derecho de los ciudadanos en situación de gravedad, el derecho a no emplear medidas extremas para prolongar artificialmente la vida. Es muy difícil determinar cuándo estamos ante una medicina de cuidados paliativos, o cuando se retiran los tubos" al enfermo terminal, acaso recuperable...

- Tercer asunto: Nos asegura hoy el periódico El Economista que el presidente Zapatero estaría dispuesto a subir la pensión mínima más que la inflación, por lo menos en un cinco por ciento., y que podría estar a punto de anunciarlo formalmente, en plena crisis y en plEna campaña de congelación de sueldos de altos cargos. Esa es la otra parte de sus planteamientos: la reducción de costes y la congelación en las más altas instituciones del Estado, empezando por el Gobierno y las Cortes generales.

¿Nos hallamos ante una situación de mayor radicalización, es puro ejercicio de ideas socialistas, de las aprobadas en el Congreso del PSOE, o, como nos viene asegurando el PP, nos hallamos ante una serie de campaña de marketing para que el español preste atención a otras materias distintas a la realmente grave y trascendente que es la crisis económica?

Unas medidas tienen mayor credibilidad que otras, naturalmente. Bibiana Aído, la ministra de Igualdad, ha vuelto a tener el protagonismo con el que inició el ejercicio de su cargo, con el anuncio de que "no puede ser" que en España se ejerza el derecho legal a abortar con tal cúmulo de dificultades como en la actualidad se hace, con referencia explícita a las trabas que algunos han pretendido añadir al derecho a la privacidad de las abortistas.

José Cavero.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Vuelta a las urnas

por Charo Zarzalejos

Isaías Lafuente

Se buscan culpables

por Isaías Lafuente

Julia Navarro

En busca del centro

por Julia Navarro