José Luis Gómez.- A vueltas con España.- La salida electoral

Actualizado 14/01/2007 1:00:28 CET
Actualizado 14/01/2007 1:00:28 CET

José Luis Gómez.- A vueltas con España.- La salida electoral

MADRID, 14 Ene. (OTR/PRESS) -

Cuando los partidos políticos huyen del consenso y radicalizan sus posiciones es porque se avecinan las elecciones o porque desean que las haya. Parece obvio señalar que en España el clima de confrontación política es total y que ni siquiera la apelación del rey Juan Carlos a la unidad para acabar con el terrorismo ha surtido el más mínimo efecto. Peor aún: el PP de Mariano Rajoy despreció la manifestación de ayer, pese a incluir el lema que exigía.

De momento, sólo el lehendakari vasco, Juan José Ibarretxe, ha dicho lo que piensa la mayoría: "los políticos no hemos estado a la altura de las circunstancia", pero con independencia de este gesto de honradez del jefe del Gobierno de Euskadi, es un secreto a voces que en España no hay, hoy por hoy, suficiente liderazgo político. Una buena salida podría ser la convocatoria de elecciones generales, en cuanto sea posible.

Cualquier otra alternativa a las elecciones puede ser peor, aunque seguramente el presidente Rodríguez Zapatero crea lo contrario. Máxime, siendo como es tan dado a no introducir cambios ni en su hoja de ruta ni en los encargados (as) de desarrollarla. No se trata de que el Gobierno no tenga suficiente mayoría parlamentaria, que la tiene, sino de que el clima político es irrespirable. El PP ha forzado tanto la situación que apenas tiene salida y el PSOE se encuentra atrapado en su propia política, en medio de una crisis de liderazgo cada día más patente. Unas elecciones generales dejarían al menos claro qué es lo que quiere la gente, que al final debe ser lo que cuente en una democracia.

José Luis Gómez