José Luis Gómez.- A vueltas con España.- Zapatero, a por todas

Actualizado 19/04/2009 14:00:30 CET
Actualizado 19/04/2009 14:00:30 CET

José Luis Gómez.- A vueltas con España.- Zapatero, a por todas

MADRID, 19 Abr. (OTR/PRESS) -

En la cada vez más convulsa política española están observándose cambios de talante impensables hace muy poco tiempo. Mientras el PSOE radicaliza su discurso político y planta cara al Partido Popular, casi como si éste fuese gobierno, el PP va dejando atrás su total aislamiento y sus guerras contra los nacionalistas para ir tendiendo la mano, sobre todo a PNV y CiU. Menudo cambio, quién lo iba a decir...

Agobiado por las encuestas, cada vez más desfavorables para los socialistas, es el propio presidente Zapatero quien baja a la arena para defender su expansiva política de gasto público y quien arremete contra Jaime Mayor Oreja, al que a este paso terminará devolviéndole el brillo perdido. Ninguneado incluso en sus filas, el ex ministro de Aznar y ahora cabeza de lista para las elecciones europeas de junio se ha visto de repente en boca del líder del PSOE, que le acusa de ser el ministro del Gobierno que más nos alejó del corazón de Europa, como si eso importase mucho a estas alturas.

Mariano Rajoy, mientras tanto, viaja de una esquina a otra de España, casi a la velocidad del rayo, para buscar aliados debajo de las piedras. Los nacionalistas, tantas veces demonizados por el PP, parece que ya no rompen España, sino que pueden ser útiles para gobernar el país y que, de entrada, son los mejores compañeros de viaje para pactar el plan anticrisis del Partido Popular.

Las manos tendidas del PP, al más puro estilo del Zapatero de 2004, buscan ahora al PNV, CiU, UPN, UPyD, Coalición Canaria e incluso a un partido tan distante como Nafarroa Bai, dejándole muy acotado el terreno a ZP, abocado a entenderse con ERC y el BNG, si quiere seguir en la Moncloa. Zapatero se lo jugará todo a la carta de tirar del déficit público en su lucha titánica contra la crisis económica. Sabe que ese recurso tiene un límite pero ahora que se deshizo de Solbes y que ya no hay ningún freno en el Ministerio de Economía, no quiere que le detengan ni los guardianes de la ortodoxia ni los políticos de la derecha. Definitivamente, va a por todas.

JOSÉ LUIS GÓMEZ

OTR Press

Fermín Bocos

Sentencia polémica

por Fermín Bocos

Antonio Pérez Henares

Más allá de la sentencia

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

Un daño sin curación

por Rafael Torres