Escaño cero.- ¿Y a qué viene esto?

Publicado 07/09/2018 8:00:59CET

MADRID, 7 Sep. (OTR/PRESS) -

Reconozco que no alcanzo a comprender la estrategia política que viene llevando a cabo el partido de Albert Rivera en los últimos meses.

Ni comprendo por qué decidió abstenerse en la moción de censura contra Mariano Rajoy ni mucho menos alcanzo a comprender el órdago que han lanzado a Susana Díaz amenazándola con retirarle el apoyo sino acaba inmediatamente con los aforamientos.

Es verdad que en el pacto suscrito entre ambos partidos quedaba clarísimo que Ciudadanos exigía la desaparición de los aforamientos pero lo que no se entiende es que de un día para otro insten a que se cumpla casi de un día para otro.

Parece evidente que detrás de esta estrategia no hay más que el deseo de que haya un adelanto electoral en Andalucía. No sé si Juan Marin, líder de Ciudadanos en esta Comunidad tiene encuestas que le auguran la victoria o a que se debe el órdago.

El caso es que Susana Díaz podría intentar otra mayoría con Podemos, aunque en su día la organización andaluza de Podemos se negó en redondo a prestarle su apoyo de manera que salvo que la Presidenta andaluza tenga algún as en la manga, no tendrá más remedio que convocar a las urnas.

En estos tres años que ha durado la legislatura es innegable que Susana Díaz ha cumplido buena parte de lo pactado con Ciudadanos, y que la estabilidad del pacto ha sido positiva para Andalucía.

De ahí que no se comprenda la manera un tanto abrupta por parte de Juan Marín, refrendado por la dirección nacional de Ciudadanos, de querer punto final a la legislatura.

Albert Rivera y la dirección del Partido Naranja estarán este viernes en Málaga donde al parecer se va a escenificar la ruptura. Veremos si esta estrategia política no le termina pasando factura a Rivera y a Marín. Tiempo al tiempo.