Actualizado 23/09/2009 14:00 CET

Mabel Redondo.- Entre bambalinas.- Norma Duval, ella sí que sabe... volver

MADRID, 23 Sep. (OTR/PRESS) -

Cibeles Fashion Week ha sido como era de esperar un hervidero de caras famosos, algunas más esperadas que otras. Una de las reapariciones más comentadas ha sido la de Norma Duval. La vedette ha reaparecido tras ocho largos años apartada de los medios y de las luces de los escenarios. No es que Norma sea Madonna y su ausencia provocase una hecatombe en la industria del espectáculo, ni que millones de fans la hayan insistido en su vuelta, pero si es cierto que la artista siempre ha dado mucho juego en el papel couché. Yo he crecido con sus posados veraniegos que tenían mucha más solera que los de Ana Obregón en Palma de Mallorca, por eso su retirada mediática (más que la profesional) supuso un shock en el mundillo del colorín.

Se le criticó la actitud distante e irreconciliable que a raíz de su unión con Frade empezó a mantener con la prensa, el silencio ante los micros de los reporteros que hacían guardia en su casa, la antipatía y la indiferencia que mostraba ante los periodistas con demandas de por medio reflejaban otra cara de Norma Duval, muy distinta a la que nos tenía acostumbrados en sus más de 25 años como artista.

Ella se apartó o más bien "la apartaron" de la exposición mediática y ahora ha decidido volver, está hambrienta de proyectos y con muchas ganas de trabajar, tendrá que esforzarse para ganarse de nuevo la confianza del público pero ella sabe hacerlo.

De hecho no le ha resultado complicado protagonizar en menos de un mes dos suculentas exclusivas en la revista Hola, la primera en agosto de vacaciones con su hijo Christian donde aprovechó para poner a caldo a su ex marido Marc Ostarcevic, lo más bonito que le decía es que ya podía haber pagado la pensión de sus hijos con todo lo que había ganado en los platos hablando de ella. La segunda "scoop" se publicó hace unos días con el anuncio oficial de su divorcio con Frade. Este suculento reportaje ha sido su reaparición pública oficial, así se hacen las cosas Norma, o se cobra bien o te quedas en casa, que no estamos para regalar...

Duval lo hará bien y volverá a ganarse a la prensa, al público y a muchos que ya la daban por perdida en los platos de televisión, es más que probable que pronto la veamos en algún programa hablando de su matrimonio, su separación, sus dichas y desdichas, ya lo dice el refrán;"nunca digas de esta agua no beberé*" , cuando se retiró aseguró que nunca más volvería a hablar de su vida privada, como aperitivo las recientes exclusivas del Hola, ¡que se suba el telón.

Tras diez años de ausencia en Cibeles Madrid Fashion Week Adolfo Domínguez reapareció con más fuerza que nunca; "la gente no se lo cree pero para esas cosas soy muy frío, las emociones me las provocan otras cosas, yo soy inmune al aplauso", aseguraba el diseñador. Sus escotes asimétricos, sus modelos inspirados en los 50 y 60, el corte y la caída de sus tejidos y la gran variedad de colores sobre todo para la colección de mujer, motivaron los aplausos del público entre las que se encontraban invitadas de excepción. La protagonista vip fue Gwyneth Paltrow amiga del diseñador gallego con quien se fundió en un abrazo una vez finalizado el desfile. Paltrow no dejó con buen sabor de boca a la prensa que esperábamos unas palabras de la actríz internacional.

Genoveva Casanova y Carmen Lomana tuvieron la suerte de compartir fila con ella, estaban muy cerca pero apenas intercambiaron unas palabras. Gwyneth apareció tan fugaz como desapareció.