Pedro Calvo Hernando.- Se Salvó Rajoy en los dos sitios

Actualizado 02/03/2009 1:00:45 CET

MADRID, 2 Mar. (OTR/PRESS) -

Conque si la participación en Galicia era alta eso favorecía a la izquierda... Pues ha ocurrido todo lo contrario. Se ve que la derecha se ha movilizado más o que tampoco era cierto aquello de que la situación interna del PP bla, bla, o que la corrupción masiva presunta le ha vuelto a favorecer al PP, como ya vimos que sucedió, en otros territorios y no digamos en Castellón. Y que la izquierda gallega lo ha hecho muy mal en estos cuatro años en que ha gobernado. Estamos en un país difícil y más en Galicia. Una mayoría absoluta fuerte del PP era algo que prácticamente nadie esperaba. Por ese lado, Mariano Rajoy puede respirar tranquilo, al menos por una larga temporada, y lo mismo mirando a los resultados de Euskadi, claro. Zapatero recibe en Galicia un castigo amargo y fuerte, se supone que por la crisis económica, entre otras cosas, como sus errores y sobre todo los errores de sus correligionarios gallegos. Es verdad que quien más se jugaba allí era Rajoy, pero el presidente también se jugaba, por mucho que pueda compensar con los resultados socialistas en Euskadi.

Porque es cierto que los comicios vascos le han venido muy bien al PSOE, pues los diputados obtenidos por sus compañeros permitirían la formación de un Gobierno presidido por Patxi López, siempre que contase, al menos en la investidura, con el apoyo de los 13 del PP, lo que suma 38, justo la absoluta, incluso ampliable a 39 con el voto del partido de Rosa Díez. Pero claro, eso es un poco fuerte y no sabemos si el socialismo español estará o no dispuesto a gobernar allí en esas condiciones.

Lo casi impensable es creer en un Gobierno PNV-PSOE que no estuviera presidido por Ibarretxe, que ha sacado cinco escaños más que el PSE-PSOE. El panorama vasco se presenta, pues, complicado, al entrar en juego un montón de factores y de intereses diversos, que tendrán que ser analizados con más calma en los próximos días o semanas, sobre todo por los protagonistas. En cualquier caso, nadie puede decir en este momento aquello de que de esta agua no beberé porque a lo mejor luego se bebe cinco cántaros.

Pedro Calvo Hernando

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos