Al margen.- Iglesias/Rivera: Ganar perdiendo

Actualizado 20/10/2015 12:00:52 CET

MADRID, 20 Oct. (OTR/PRESS) -

A veces se pierde ganando, y otras se gana perdiendo. Así de mezclado está todo en la vida. Pablo Iglesias, que perdió el debate con Albert Rivera, lo ganó en lo tocante a la percepción que se tiene de su persona, aspecto nada baladí en la política, en tanto que Rivera, que lo ganó, perdió por ese otro lado la ganancia. O dicho de otro modo: un Iglesias titubeante pareció más humano, más verdadero, que un Rivera tan aparatosamente seguro de todo.

Si la duda es la esencia del conocimiento y la contradicción la del ser humano, habría que concluir que el líder de Podemos perdió ganando, y que el de Ciudadanos ganó perdiendo. Es muy probable que a éste último, dada la situación de marasmo social y político del país, le vaya mejor en las elecciones, pues la energía que desprende el que no duda ni se contradice satisface la sed de seguridad de la mayoría. Iglesias propone, o proponía, experimentos, algunos puestos en razón, pero los españoles, aunque necesitados de ellos, de los puestos en razón, más lo están de la seguridad en todos los órdenes que el infausto gobierno del Partido Popular ha laminado. Rivera lo sabe y ha copiado a su antagonista la fórmula de su éxito, decir a la gente lo que quiere oír, aunque se trata, como bien ha aprendido Iglesias, de un éxito fugaz.

Pero dejando a un lado éste somero análisis psico-político de andar por casa, lo más llamativo del debate a dos fue que ninguno de ellos, en ningún momento, habló de Cultura, la carencia más brutal que tenemos los españoles. Iglesias, que a fin de cuentas es profesor, amagó con mencionarla, pero, como Rivera, sólo habló de dinero. La Cultura, la Educación, eso es lo que lleva a la gente a la superior condición de ciudadanos, y lo que la faculta para prosperar y para acertar en las urnas. Cultura. Con ella sería improbable otro gobierno como éste, de pesadilla.

Para leer más

OTR Press

Francisco Muro de Iscar

¿Hay lugar para la moderación?

por Francisco Muro de Iscar

Victoria Lafora

Errejón y los amigos

por Victoria Lafora