Solo el 56,2% de los internautas españoles conoce la receta electrónica

Actualizado 30/07/2012 16:51:42 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

Solo el 56,2 por ciento de los internautas españoles conoce la receta electrónica, sin embargo, el grado de confianza que le otorgan es alto (un 8,6 sobre 10), según el estudio 'Los ciudadanos ante la e-Sanidad', del Observatorio Nacional de la Telecomunicaciones y de la SI (ONTSI), presentado este lunes.

Así, el director general de Red.es, Borja Adsuara, ha valorado positivamente la implantación actual de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en el país y, en este sentido, ha asegurado que otros países están desarrollando las "soluciones pioneras" de España.

Por su parte, el director del ONTSI, Pedro Martín Jurado, ha señalado que el estudio 'Los ciudadanos ante la e-Sanidad', en el que han participado 5.000 internautas, revela que el 48,3 por ciento de los usuarios acude a la red para buscar información sobre temas de salud, siendo las mujeres de entre 25 y 49 años las más asiduas.

No obstante, las principales barreras con las que se encuentran los usuarios son que desconocen si la información que encuentran es fiable o no (un 54,4 por ciento) o si los datos encontrados van a ser mal interpretados (un 28,7 por ciento).

En general, los ciudadanos buscan en Internet información sobre enfermedades (un 40 por ciento) o sobre estilos de vida saludables o nutrición (un 16,8 por ciento). Los usuarios se decantan más por web privadas (un 59 por ciento) que por las de las instituciones públicas (41,4 por ciento), pero la confianza que otorgan a las primeras (un 28,7 por ciento) está muy por debajo que la que dan a las segundas (un 45,9 por ciento).

Según el estudio, el 29,5 por ciento de los internautas acude a Internet a buscar información antes de acudir a la consulta y, tras pasar por ella, el 54,6 por ciento vuelve a entrar en la Red. No obstante, el 75,9 por ciento reconoce que la información que encuentra no interfiere en la comunicación con su médico e, incluso, el 16,1 por ciento reconoce que mejora.

LA HISTORIA CLÍNICA ES MÁS CONOCIDA

Por otro lado, el 78,2 por ciento de los usuarios conoce la historia clínica y el 64,8 por ciento, la cita por Internet, frente al 56,2 por ciento que da cuenta de la existencia de la receta electrónica. En general, tanto la primera como la segunda cuentan con la confianza de los usuarios (un 9/10 y un 8/10, respectivamente).

En concreto, sobre el hecho de pedir una cita por vía electrónica, el 64,9 por ciento de los usuarios reconoce que nunca lo ha hecho frente al 35,1 por ciento. Con todo, los ciudadanos de entre 25 y 49 años son los que más utilizan este servicio, revela el informe.

Del estudio se desprende también que para el 78,8 por ciento de los encuestados sería positivo que el médico recomendase a sus pacientes que acudiesen a Internet para complementar la información dada en la consulta. Mientras que, al 71,9 por ciento, le gustaría que este profesional sanitario gestionase un blog o una página web. Por último, el 12,8 por ciento utiliza las redes sociales con un objetivo sanitario.

IMPULSAR LA RECETA ELECTRÓNICA

Por otra parte, la directora general de Salud Pública y Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Mercedes Viñuesa, ha mencionado la "alianza" que mantiene con el Ministerio de Industria a través del programa 'Sanidad en línea'.

Gracias a esta iniciativa, ha dicho, pretenden introducir la historia clínica y la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con el objetivo de mejorar la "eficiencia" y la "seguridad" así como evitar duplicidades.

De este modo, Viñuesa ha señalado que la implantación de la historia clínica electrónica se encuentra actualmente en fase avanzada y estará finalizada para finales de año. Mientras que, en el caso de la receta electrónica, a pesar de que su desarrollo es más lento, se espera que, para finales de año, la prescripción médica y la dispensación farmacéutica por vía electrónica sea un hecho.

Por último, la directora general de Salud Pública y Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad ha explicado que, dentro de los retos futuros, está la interoperabilidad de la receta electrónica tanto a nivel nacional como internacional así como su extensión a la Sanidad Privada.