A los padres españoles les cuesta hablar de seguridad en Internet con sus hijos

Adicción al móvil
Adicción al móvil - PIXABAY - Archivo
Publicado 26/09/2019 16:41:57CET

   MADRID, 26 Sep. (Portaltic/EP) -

   Los padres españoles dedican solo media hora a hablar con sus hijos sobre seguridad digital, a pesar de la preocupación que sienten por el bienestar de los menores en Internet, principalmente por las dificultades que encuentran al hablar del tema.

    El acceso que tienen los niños para navegar por la red es ilimitado. No en vano, según la encuesta de Kaspersky, el 95 por ciento de los niños españoles de entre 7 y 12 años cuenta con un dispositivo con conexión a Internet.

   En concreto, el 57% de los padres están de acuerdo en que sus hijos pasan demasiado tiempo en la Red, pudiendo hacer otras actividades. Destaca el hecho de que un porcentaje más alto de los padres españoles (69%) también reconoce que ellos mismos pasan demasiado tiempo conectados, y el 51 por ciento afirma que en alguna ocasión ha permitido que los dispositivos conectados interrumpan el tiempo en familia.

   Pasar tanto tiempo en Internet supone también que los niños están continuamente expuestos a diversos riesgos potenciales. Por ello, el 94 por ciento de los progenitores españoles reconoce estar preocupados por la seguridad de sus hijos en Internet, aunque solo algo más de la mitad de los encuestados (58%) ha dedicado menos de 30 minutos en total a hablar del tema con ellos.

   Según los padres españoles, las mayores amenazas a la seguridad de sus hijos en la Red son la adicción a Internet (33,5%), la utilización de los datos personales o financieros de forma imprudente (28,6%) y el acoso sexual por parte de un desconocido (27,3%), como recoge el último informe de Kaspersky.

   Para reducir los riesgos potenciales y explicar los peligros de navegar por Internet, el 79% de los padres dicen que es una responsabilidad conjunta tanto de ellos como de las escuelas enseñar a los niños sobre la seguridad 'online'. El 86% cree que los padres están mejor posicionados para hacerlo, por la autoridad que tienen de cara a sus hijos.

   El informe recoge que casi la mitad (46%) de los padres españoles encuestados reconoció haber experimentado u observado de manera directa una amenaza a la seguridad digital en su familia. En estos casos, el ejemplo más común es que sus niños hayan visto contenidos inapropiados (20%).

   Si bien los padres reconocen la responsabilidad que tienen de guiar a sus hijos, el hecho de que sólo le dediquen una media hora sugiere que les cuesta hablar del tema. Así, les cuesta explicar las amenazas de manera que los niños puedan entenderlas (62%), hacer que los niños se tomen en serio las amenazas (51%) y conseguir que le escuchen (44%).

Contador