Actualizado 11/08/2016 13:26

El hackeo de los vibradores inteligentes cuestiona la protección de la intimidad

   MADRID, 11 Ago. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Los dispositivos conectados y el Internet de las Cosas son susceptibles de ataques por parte de ciberdelincuentes, y los vibradores inteligentes no son una excepción, como han demostrado dos hackers durante la Def Con, poniendo así en cuestión la seguridad de un accesorio que se usa en la intimidad.

   We-Vibe 4 Plus, de Standard Innovation, es un vibrador con conexión Bluetooth, y WiFi/3G/LTE y que, mediante una aplicación móvil, permite controlarlo de forma remota. La idea de sus creadores era hacer disfrutar a la pareja incluso si no estaban juntos en ese momento. Pero dos hackers han demostrado que la protección de la intimidad no cuenta con toda la seguridad que debería tener.

    Goldfisk y Follower, los dos hackers neozelandeses, han demostrado en su intervención en la Def Con, como explica The Guardian, que la conexión entre el vibrador y la aplicación que lo controla no es segura, lo que permite que sea hackeado y activado de forma remota por un tercero ajeno a la pareja.

   Para Follower, la seguridad de los juguetes sexuales inteligentes es muy importante. "Muchas personas en el pasado han dicho que realmente no es un tema importante, pero si piensas en el hecho de que estamos hablando de personas, una activación no deseada de un vibrador es un potencial asalto sexual", ha explicado.

   Además, estos dos hackers han llamado la atención sobre otro punto que consideran preocupante: la aplicación envía la información que recopila a la empresa fabricante. Datos como la temperatura del dispositivo, la fuerza de la vibración, los períodos de uso, que la empresa utiliza, como ha explicado al medio citado, para comprender qué configuraciones y niveles de intensidad son más placenteros.