Actualizado 30/01/2017 12:16

Philippe Starck plantea un revolucionario diseño para el 'smartphone' sin pantalla del futuro

   MADRID, 30 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El prestigioso visionario francés Phillippe Starck ha creado 'Alo', un nueva idea que revoluciona el concepto de 'smartphone': sin pantalla, capaz de proyectar hologramas y controlado por comandos de voz. La empresa francesa Thomson planearía introducir las nuevas funciones en un prototipo, según el portal Dezeen.

   La idea de 'Alo' ha sido anunciada en la web personal de Jerome Olivet, también diseñador industrial francés y coautor de la idea junto con Starck. Según Olivet, se trata de "una nueva generación de teléfonos" que "forma parte de la clase de objetos que se volverán indispensables".

   El 'Alo' se caracterizará por la ausencia de pantalla, funcionando en su lugar a base de comandos de voz. Según Olivet, está equipado con "una Inteligencia Artificial que aprende por sí misma: cuanto más le hablas, más reconoce tu voz y responde a tus peticiones". La idea del terminal consta también de otras funciones innovadoras como la proyección de hologramas, una cámara dual y un cargador de alta velocidad.

   El diseño de Starck sorprende también a primera vista gracias a su aspecto exterior flexible y curvilíneo en forma de cápsula, adaptado así a la forma de la mano mejor que los actuales terminales planos. El aluminio será el principal protagonista en el diseño de 'Alo', junto a un recubrimiento de resina natural para mejorar el tacto.

   'Alo' se convierte en la segunda incursión de Phillippe Starck en el sector de los 'smartphones' después del lanzamiento del Xiaomi Mi Mix en octubre de 2016, un elegante terminal con una gran pantalla 'edge to edge' de 6,4 pulgadas que ocupa el 91% del frontal.

   Con la nueva idea, Starck parece haber sido más fiel a sus ideas sobre los 'smartphones', ya que en una entrevista concedida a Dezeen en 2015 criticó la excesiva dependencia de la tecnología hacia las pantallas en la actualidad. "En las pantallas no se siente; se lee y se ve pero no lo sientes, es superficial", afirmó el diseñador francés.