Publicado 26/06/2021 10:30CET

Probamos los Beoplay Portal: unos auriculares 'gaming' con un gran sonido envolvente y efectivo para la música

Auriculares inalámbricos Beoplay Portal
Auriculares inalámbricos Beoplay Portal - PORTALTIC

   MADRID, 26 Jun. (EDIZIONES/Portaltic)

Bang & Olufsen, marca danesa de productos audiovisuales de alta gama, lleva años desarrollando productos 'premium' dirigidos al sector audiovisual con televisores, altavoces, auriculares y accesorios para hogares, empresas y automóviles, pero con los auriculares Beoplay Portal ha posado su mirada en el mundo de los videojuegos por primera vez.

   La empresa anunció en junio de 2020 que se había asociado con Xbox para crear accesorios de alta gama enfocados al mundo 'gaming' y, casi un año después, estos auriculares inalámbricos se convirtieron en el primer producto fruto de esta alianza el pasado abril.

   Los Beoplay Portal son unos auriculares sin cables de alta gama que, según ha asegurado la marca a Portaltic, se han desarrollado para los 'gamers' y los audiófilos más exigentes. Y, por lo que hemos podido comprobar en un primer contacto con el producto, sabe defenderse de sobra en ambos campos.

COMODIDAD EN EL USO

   Al coger los auriculares, se nota inmediatamente que son pequeños y ligeros (246 gramos sin cable y 256 con él), por lo que no molestan en la cabeza. Cuando se llevan puestos, las almohadillas se sienten confortables en las orejas y, con el uso continuado, las orejas no se resienten, ya que la forma de la diadema no aprieta los auriculares con demasiada fuerza.            

Además, las almohadillas están recubiertas con piel natural de cordero que, al contrario que con otros materiales sintéticos, evita que se recalienten. La zona exterior de la diadema también es de piel de cordero, mientras que sobre la cabeza los auriculares también se colocan suavemente gracias a una parte interior de fibras de bambú. La marca ha asegurado a Portaltic que estos materiales, además, favorecen la durabilidad a largo plazo del producto.

   Al utilizar los Beoplay Portal, el ajuste del volumen y de la cancelación activa de ruido (ANC) están planificados para que no haya que realizar movimientos complicados. Así, en la parte posterior, simplemente hay que deslizar arriba o abajo para regular la ANC y el volumen, en un método que resulta muy práctico y ágil por su posición y por el formato de botones táctiles deslizables.

UN SONIDO ENVOLVENTE Y DEFINIDO         

En Portaltic hemos podido probar los Beoplay Portal con el juego Assassin's Creed: Valhalla en una Xbox Series X, y la experiencia confirma que los auriculares poseen una calidad de sonido fiel a su nivel, con una recepción de sonidos sobresaliente en todas las ondas.

Estos auriculares tienen tecnología Dolby Atmos, que consigue que el sonido envolvente de un videojuego triple A funcione a un nivel óptimo, ya que se puede escuchar el aire viniendo desde la parte trasera, la sensación de lejanía de los trinos de los pájaros y los pasos más definidos de un enemigo que se encuentra delante.

A la hora de escuchar música los bajos son potentes, pero no tapan al resto de sonidos, por lo que mantienen el detalle y la fidelidad de la producción sonora. El sonido envolvente exprime las características sonoras de cualquier canción y, por mucho que se suba el volumen, los sonidos no pierden definición.

   El modo de ecualización Commute permite escuchar o silenciar la voz propia mientras se elimina el ruido exterior, que también se regula rápida y cómodamente gracias al control de los auriculares.

La cancelación de ruido funciona de manera adecuada, sobre todo al escuchar los sonidos de los juegos o la música. Eso sí, en silencio se nota que se cuelan sobre todo las ondas altas, pero es capaz de evitar que se filtren las voces con éxito mientras se está en la experiencia de juego.

UNA APP FUNCIONAL PENSADA PARA EL BLUETOOTH Y LA XBOX

Para sacar partido a los BeoPlay Portal, habrá que descargar la app oficial de Bang & Olufsen, donde el usuario puede utilizar dos modos: el de Bluetooth, para conectarse al dispositivo donde se está usando la app y reproducir desde el mismo, y el de Xbox, para utilizarlo en las Xbox Series X|S y personalizar el sonido para el 'gaming'.

La aplicación permitirá por medio de una interfaz simple e intuitiva realizar las configuraciones personalizadas en cuanto a volumen y cancelación de ruido en una sola página; y modos de ecualización , que cambian según si estamos usando el modo Bluetooth o el específico de Xbox. Cada uno se adapta a las necesidades, pero resulta más útil realizar los cambios por uno mismo.

Bang & Olufsen ha apostado por un sistema de ecualización que busca, según la marca, regular "de forma más sencilla" este proceso, gracias a un círculo regulable en la app que posibilita oscilar, de forma horizontal, entre un sonido 'relajado' y otro 'energético' (más o menos intensidad); y verticalmente, en otro 'brillante' o 'cálido' (más bajos o agudos).

En la práctica, el sistema es fácil de entender y utilizar, y puede animar a los usuarios que no tengan control sobre cómo utilizar los controles de ecualización a adaptarlos a su gusto.

LA POLIVALENCIA CUESTA

   Pese a las buenas características, no se puede olvidar que estamos ante un producto que cuesta 499 euros, eso sí, con el diseño de lujo de Bang & Olufsen.

   Así, es imposible ignorar que los Beoplay Portal tienen un precio que roza los 500 euros, lo cual pesa a la hora de considerar la compra de un producto que cumple a la hora de igualarse a la gama alta general de productos como el Sony WH-1000XM4, actualmente a más de 300 euros, o el Bose Noise Cancelling Headphones 700 por 400 euros, pero añadiendo un Dolby Atmos realmente efectivo en su sensación envolvente para manejarse en el mundo 'gaming'.

   Este aspecto quizá sea más personal, y depende de si su diseño, firmado por el famoso diseñador Jakob Wagner, y su polivalencia para utilizarlos en juegos y música convencen al público para llegar a la barrera de los casi 500 euros. Por lo demás, las prestaciones no adolecen de ningún aspecto específico que desmerezca claramente el producto final.

Para leer más