Samsung Galaxy Tab S4: una 'tablet' con marcos estrechos que emula a la gama alta móvil

Actualizado 14/10/2018 11:45:18 CET
Samsung Galaxy Tab S4
SAMSUNG 

   MADRID, 14 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Samsung renovó su catálogo de 'tablets' de gama alta Tab S el pasado mes de agosto, con la presentación del modelo Galaxy Tab S4, un dispositivo que se aproxima al diseño de las gamas altas de 'smartphones', con marcos reducidos y suprimiendo el sensor de huellas en favor del reconocimiento facial.

   La cuarta generación de las tabletas Galaxy Tab S destaca especialmente por su pantalla, que aumenta de tamaño hasta llegar a las 10,5 pulgadas (frente a las 9,7 del Tab S3) a costa de una reducción sustancial en el tamaño de los marcos, tanto laterales como superiores e inferiores.

   Parte de este espacio lo gana también mediante la supresión del sensor de huella dactilar, situado en el botón de inicio inferior en el modelo Tab S3. Samsung opta por el desbloqueo mediante reconocimiento facial y de iris en su lugar, como ya se encuentra presente en sus buques insignia móviles, como el Galaxy Note9.

   Mediante este diseño, Samsung ha decidido aplicar los parámetros que definen a los teléfonos móviles del momento, que cada vez apuestan más por la reducción de marcos con pantallas cada vez más grandes (iPhone XS y XS Max, Galaxy S9, Oppo Find X).

   Al igual que con los terminales, el diseño sin marcos plantea beneficios pero también algunos inconvenientes. La reproducción de vídeo resulta potenciada, pero a costa de un dispositivo más complejo de agarrar, con el uso de un cristal bastante resbaladizo para su parte trasera.

   En el lado positivo, la tableta de Samsung permite la visualización inmersiva de vídeo no solo desde su apartado gráfico, sino también del sonoro. Los cuatro altavoces Dolby Atmos diseñados por AKG proporcionan un sonido estéreo fiel con potencia suficiente para ver contenidos como películas sin menoscabo para música y diálogos.

ACCESORIOS QUE SE ECHAN EN FALTA

   Galaxy Tab S4 se vende en un 'pack' que, como de costumbre, incluye el lápiz óptico S Pen de Samsung en su versión para tabletas, de mayores dimensiones que el que utiliza el Note9, y que por separado se vende por un precio de 59,90 euros. Se trata de un accesorio cómodo que aprovecha las capacidades que ofrece la Tab S4 orientadas para la producción de contenido gráfico.

   Sin embargo, a diferencia de lo que sucede con el lápiz, la 'tablet' de Samsung se vende sin otros accesorios que resultan necesarios para aprovechar las funciones del dispositivo: no incluye funda con teclado (Samsung la vende aparte por 129,90 euros) ni tampoco adaptador para HDMI (70 euros más en un adaptador multiusos).

   La ausencia del adaptador HDMI es un elemento que se echa en falta incluso más que el teclado (a pesar de lo resbaladizo de la tableta) debido a una de las grandes novedades del dispositivo: la incorporación de Samsung DeX de serie, el sistema que permite utilizar dispositivos móviles con navegación de escritorio y con monitores.

   Para emplear DeX ya no es necesario utilizar la base física para 'tablets' y 'smartphones' que Samsung sigue vendiendo, sino solamente un adaptador de USB-C a HDMI. La empresa surcoreana ha desaprovechado una oportunidad al no incluir este conector en la caja, que habría facilitado el acceso a DeX a los generadores de contenido.

APARTADO TÉCNICO: 7.300 MAH DE BATERÍA

   Las especificaciones de Galaxy Tab S4 presentan también similitudes con los 'smartphones' actuales de gamas altas, por un precio de 699 euros para la configuración básica con conexión WiFi, inferior a algunos modelos premium de marcas como Apple (iPhone XS) y la propia Samsung (Galaxy S9 y Note9).

   La 'tablet' incluye el chip Snapdragon 835, presente en móviles de gama alta como Google Pixel 2, Xiaomi Mi6 y LG V30, y que ofrece ocho núcleos. A ello se suman hasta 256 GB de almacenamiento (como el iPhone X) y 4 GB de RAM (idéntico al iPhone XS). Las cámaras delantera y trasera, de 8 y 13 MP respectivamente, son el único aspecto claramente por detrás de los teléfonos de gama alta, al carecer de herramientas de Inteligencia Artificial.

   En cuanto al resto de características técnicas, la nueva Galaxy Tab S4 destaca especialmente por su batería, con una más que considerable capacidad de 7.300 mAh con soporte para carga rápida (mediante puerto USB-C) y autonomía para reproducir 16 horas de vídeo. Fácilmente, esto resulta suficiente para abarcar la duración de una temporada de una serie de televisión.

   En conjunto, Galaxy Tab S4 ilustra un claro esfuerzo de Samsung por incorporar en su gama de tabletas las tendencias que definen al mercado actual de 'smartphones' de gama alta, con su diseño con marcos más estrechos en una 'tablet' hasta el momento, pero que adolece de la escasez de accesorios que impiden aprovechar las capacidades del dispositivo de serie.