Actualizado 18/10/2021 15:12 CET

Sonos Beam: las segundas partes sí pueden ser buenas

Sonos Beam
Sonos Beam - EUROPA PRESS

   MADRID, 18 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Mucha gente dice que 'las segundas partes nunca fueron buenas', pero no es el caso de Sonos Beam. La compañía vuelve a sorprender con la segunda generación de su popular barra de sonido, que destaca por su cuidado diseño y un equilibrado sonido. En Portaltic hemos podido probarla y os contamos nuestras primeras impresiones.

   Este nuevo dispositivo llega con soporte para Dolby Atmos, un procesador más potente e importantes mejoras técnicas para hacer que la experiencia de sonido sea lo más 'premium' posible, tanto para lanzar música desde el móvil como para disfrutar de los contenidos audiovisuales de las plataformas de 'streaming'.

   La pandemia ha provocado un aumento sin precedentes del consumo de series y películas. La mayoría lo hemos experimentado en primera persona y la idea de convertir el salón en un cine ha rondado nuestras cabezas. Pero no basta con una pantalla de televisión más grande o un proyector... la experiencia de sonido tiene que estar a la altura.

UN SONIDO DE CINE

   Ese es el principal aliciente de esta barra de sonido, que ofrece un sonido envolvente sin necesidad de conectar más dispositivos, aunque añadir un par de altavoces en estéreo a los lados del sofá siempre mejora la experiencia. Los Sonos One son el complemento perfecto para crear un equipo de sonido único.

   La compatibilidad con Dolby Atmos significa que Beam (Gen2) ofrece un efecto 3D para que el espectador pueda sentir los aviones volando por encima o los pasos de una persona que se mueve por la habitación. El procesamiento de audio avanzado localiza y cronometra con precisión los sonidos para una experiencia más realista.

   Esto se consigue también gracias a la tecnología Trueplay de Sonos -presente en otros productos de la marca-, que adapta el sonido a la acústica única de la sala para que su contenido suene siempre como debería. Beam ahora es capaz de ofrecer dos nuevas rutas de audio (altura y alrededores) sin ningún cambio en su diseño.

   Pero contarlo y sentirlo es diferente. Sonos nos ha propuesto un reto: escuchar algunas escenas de series y películas de Netflix al instalar esta barra de sonido. Ocurre, por ejemplo, en el minuto 28 del episodio 5 de la primera temporada de 'La tierra de la noche'. Sentir los fuegos artificiales en la distancia, el coche que pasa sobre nuestra cabeza y el diálogo nítido de la narradora... muchos matices y sonidos en diferentes direcciones que parten desde una única barra de sonido. Una experiencia fantástica.

FÁCIL DE CONFIGURAR Y USAR

   Una de las barreras para algunos usuarios está en la dificultad de configurar este tipo de dispositivos y sistemas de sonido. Aquí Sonos marca la diferencia y la experiencia es tan 'premium' como sencilla desde que se abre la caja del producto. Bastan unos minutos para ir siguiendo las indicaciones que aparecen en la App de Sonos y completar la instalación de la barra de sonido, que se sincroniza con la red WiFi y la televisión al instante.

   El altavoz es compatible con HDMI eARC en el televisor, por lo que el usuario puede experimentar sus películas y juegos favoritos en un sonido de alta definición con soporte para nuevos formatos de audio.

   Para que la experiencia sea aún mejor, el altavoz incorpora tecnología 'Active Speech Enhancement' para amplificar las voces y que no se pierda ninguna conversación. De la misma forma, ofrece la opción de activar un modo 'nocturno' que reduce la intensidad de los efectos de sonido más fuerte -como pueden ser las explosiones- en la película.

   El nuevo Beam mantiene un tamaño compacto: pesa 2,8 kilogramos y está cubierto de una nueva rejilla de policarbonato (como la que tiene la barra de sonido Arc, el 'tope de gama' de Sonos para el hogar) que, además de mejorar el sonido, hace que el producto sea más fácil de limpiar y menos susceptible al desgaste con el tiempo. La barra de sonido está disponible en color blanco y negro, con acabado mate.

   Sonos Beam 2 incorpora algunas de las mejoras técnicas de Sonos Arc a un precio mucho más competitivo, 499 euros. Sin duda, estamos ante una de las mejores barras de sonido del mercado en ese rango de precio, ya no solo para ver el contenido audiovisual con esa experiencia cinematográfica, sino para reproducir música con una calidad excepcional en el salón de casa.