Actualizado 27/07/2021 11:22 CET

vivo sube la apuesta con el nuevo X60 Pro 5G

Archivo - X60 Pro 5G
Archivo - X60 Pro 5G - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 27 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El fabricante de 'smartphones' vivo llegó a España el pasado mes de octubre de 2020 y, desde entonces, no ha parado de lanzar nuevos teléfonos móviles. Este mes de mayo presentaba oficialmente en Europa su buque insignia, el X60 Pro 5G, con el que sube la apuesta para competir con los más grandes. En Portaltic hemos podido probarlo y os avanzamos que esta marca va a dar mucha guerra.

   Si hay que destacar algo de este teléfono inteligente en un primer vistazo es su potencia (gracias al procesador Snapdragon 870 y sus 12 GB de memoria RAM) y su mejora en el apartado fotográfico, fruto de su trabajo a nivel tecnológico y su colaboración con ZEISS. Su diseño, con acabados 'premium' y una ligera curvatura en los laterales, le aportan ese toque sofisticado que caracteriza a la gama alta.

   Su sistema de cámara Gimbal 2.0 es otro de sus grandes atractivos, que la compañía viene mejorando desde el modelo anterior en una clara apuesta por la creación de contenidos en vídeo, donde la estabilización es cada vez más importante. Así, este 'smartphone' incorpora un sistema de estabilización de vídeo de cinco ejes para permitir una captura de imágenes nítidas y con mayor precisión para objetos en movimiento.

   Desde un primer momento, vivo puso el foco en dos tipos de consumidores: los usuarios intensivos de redes sociales y los "buscadores de entretenimiento", aficionados al 'streaming' de vídeos y a jugar a videojuegos desde sus móviles, tal y como explicó el vicepresidente de Marca, Comunicación y Comercio Electrónico de vivo Europa, Seon-Il Hwang, en una entrevista concedida a Europa Press. Ambos perfiles pueden estar contentos con las mejoras en los dispositivos de la compañía.

UNA TRIPLE CÁMARA CON SELLO DE CALIDAD

   El smartphone X60 Pro 5G cuenta con tres cámaras traseras, con un sensor principal de 48 megapíxeles y apertura f/1.48, un súper gran angular de 13MP (que cubre un ángulo de 120 grados) y un objetivo de 13MP para retratos, además de ofrecer un zoom óptico de dos aumentos -que ascienden a 20 con apoyo digital- y una cámara frontal de 32MP con funciones específicas para captura de 'selfis'.

   Una hoja de registro muy completa a nivel de especificaciones a las que hay que sumar las mejoras tecnológicas a nivel de software y la colaboración en el desarrollo de estas lentes con ZEISS, uno de los referentes mundiales en fabricación de equipos ópticos, que ha garantizado que se cumplen los estándares de calidad de esta compañía.

   El terminal tiene aún margen de mejora en las fotografías nocturnas, donde muchas lentes para teléfonos móviles muestran más carencias, pero la compañía está trabajando en ello e incorpora, además del objetivo de gran apertura f/1.48, la función Extreme Night Vision 2.0, que ayuda capturar los entornos con poca luz con mayor detalle, reduciendo el ruido gracias a un algoritmo basado en inteligencia artificial.

   El nuevo 'smartphone' de gama alta de vivo también incorpora la nueva tecnología Pixel Shift Ultra HD Imaging, que mejora la precisión, especialmente en los colores, los detalles y la nitidez del zoom. Esta función, junto al modo HDR -que podemos seleccionar fácilmente al hacer la fotografía-, funciona en la mayoría de entornos, aunque en ocasiones puede llegar a saturar en exceso la escena. Recurrir a este 'retoque digital' es cuestión de gustos.

RENDIMIENTO Y DISEÑO

   Además de las prestaciones fotográficas, el X60 Pro 5G ofrece soporte a la conectividad 5G para facilitar una rápida transferencia de datos y una baja latencia. El 'smartphone' monta el procesador Qualcomm Snapdragon 870 (lo que garantiza el salto de potencia que requería este modelo) y cuenta con una pantalla AMOLED de 6,56 pulgadas con una frecuencia de refresco de 120Hz y una tasa de respuesta de 240Hz, unas prestaciones que contribuyen a ofrecer una experiencia rápida y fluida.

   Esto se percibe al usar el móvil, que cuenta además con Android 11 y una interfaz muy limpia. La batería cumple con sus 4.200 mAh, aunque sin excesivos alardes. Lo hemos podido poner a prueba y llega a la jornada completa -incluso usando aplicaciones más exigentes-, que es lo mínimo que se le debe pedir a un 'smartphone' de estas características.

   Por último, pero no menos importante, vivo cuida el aspecto de este terminal dándole un acabado 'premium'. Un diseño muy fino (7,59mm) y ligero (177 gramos), sin escatimar en materiales. Su carcasa de vidrio AG con acabado satinado evita rayaduras y consigue reducir las huellas, aunque alguna se le escapa.

   En definitiva, un móvil que por su precio (799 euros) está llamado a pelear con los topes de gama de los principales fabricantes. A este terminal tan equilibrado hay que sumar la importante campaña de publicidad que la marca ha realizado en la pasada Eurocopa, lo que le sitúa en una buena posición para conquistar el mercado europeo. vivo está asomando la cabeza.