Actualizado 28/05/2015 10:45 CET

Acusan a las aplicaciones para ligar del aumento de enfermedades sexuales

MADRID, 28 May. (Portaltic) -

   El Departamento de Salud de Rhode Island, Estados Unidos, ha alertado sobre el preocupante aumento de casos de enfermedades sexuales en su estado, y ha culpado de este problema al uso de las aplicaciones para ligar y encontrar pareja, como Tinder o Happn.

   De acuerdo con dicha instancia gubernamental, entre 2013 y 2014 los casos de sífilis aumentaron 79 por ciento, las infecciones por VIH incrementaron 33 por ciento y los casos de gonorrea un 30 por ciento.

   Esto lo han asociado porque la incidencia de las ETS (enfermedades de transmisión sexual) es fundamentalmente entre los adultos jóvenes, ratio de edad en el que más repercusión estadística está teniendo este tipo de enfermedades, y precisamente es en esa franja donde el índice de usuarios es mayor en las 'apps' para citas.

   El departamento de Salud ha culpado a "las conductas de alto riesgo, que se han vuelto más comunes en los últimos años", incluyendo "el uso de redes sociales para acordar encuentros sexuales casuales y a menudo anónimos".

   Esta acusación vuelve a poner de relieve la preocupación social sobre el uso descontrolado de este tipo de aplicaciones. En 2013, un estudio realizado por la Universidad de Nueva York encontró que Craigslist era responsable de un aumento del 16 por ciento en los casos de VIH entre 1999 y 2008 en 33 estados de Estados Unidos.

   Lo mismo se dedujo con Grinder, una aplicación para encuentros homosexuales exclusiva para hombres, cuando se le asoció con más de la mitad de todos los casos de sífilis en Nueva Zelanda en 2012, según las investigaciones llevadas a cabo por la Clínica de Salud Sexual Christchurch.

   No obstante, las intenciones de la institución sanitaria no van encaminadas a prohibir las redes sociales o las apps, sino a tomar las debidas medidas de precaución, como el uso de preservativos o evitar tener relaciones íntimas bajo la influencia de las drogas o el alcohol.

Para leer más