Actualizado 16/04/2021 13:49

Los audiolibros crecen en España con un modelo basado en las suscripciones mensuales, como Spotify o Netflix

Audible app móvil
Audible app móvil - AUDIBLE

   MADRID, 15 Abr. (Portaltic/EP)

Los audiolibros tienen ya en España dos millones de usuarios habituales, una cifra que consolida el crecimiento de este contenido de audio en el país, que apuesta por hacer de las suscripciones mensuales su método principal de consumo, siguiendo el camino de otros contenidos audiovisuales o de música en 'streaming'.

El 34 por ciento de los españoles ha escuchado un audiolibro alguna vez, una cifra "nada desdeñable", como ha señalado el Country Manager de Audible en España, Juan Baixeras, moderador de una mesa redonda sobre el 'Presente y futuro de los audiolibros en España', en la que han participado representantes de las editoriales Planeta, Roca y Anagrama.

A modo de contexto, Baixeras ha apuntado que el 5,2 por ciento de la población española escucha audiolibros al menos una vez al mes, cifra que representa un crecimiento del 80 por ciento en un año. En total, ya hay dos millones de españoles que son oyentes habituales de audiolibros.

En lo referido al servicio de Audible, empresa de Amazon y distribuidor de contenido digital de entretenimiento en audio, desde su llegada a España en octubre del año pasado ha registrado más de tres millones de horas de escucha de su contenido y un crecimiento promedio sostenido del 31 por ciento mes a mes.

Parte del auge de los audiolibros se debe a su modelo de negocio, basado en la suscripción, que da a acceso a un amplio catálogo de contenidos de audio, como han coincidido los tres representantes editoriales.

"Sin ninguna duda, los modelos de suscripción en el mundo del audio funcionan", ha indicado el director del Área Mass Market y Digital de la editorial Planeta, Santos Palazzi, que ha afirmado que en España el audiolibro "ha llegado para quedarse".

La propia Audible posee una tarifa plana de 9,99 al mes por la cual se puede acceder a todo su catálogo, un modelo similar al de los servicios de 'Video on Demand' como Netflix o HBO; o de 'streaming' musical como Spotify.

En concreto, Audible ofrece un catálogo ilimitado de 103.000 contenidos, 8.800 en español. La compañía espera superar la barrera de los 10.000 a finales de este año, y llegar a 17.000 en 2023. Además, planea producir 500 nuevos contenidos originales exclusivos en español, para llegar a 2.750 a finales de 2021.

Palazzi ha afirmado que estos modelos favorecen que una persona pase a escuchar otro libro si no le gusta. Según la directora general de Anagrama, Eva Congil, la editorial italiana Feltrinelli ya genera el 90 por ciento de sus ingresos de audiolibros a través de suscripciones, unos datos que llegan al 85 por ciento en España.

Además, los participantes han coincidido en que la implantación de este formato no va a tener tantos problemas como la del ebook y que ha tenido un inicio más fuerte respecto a este formato que, pese a sus problemas iniciales, ya está afianzado.

"Parte de una ventaja, ya que desde libreros había mucho en contra [del ebook], pero ahora el audiolibro se abraza fácilmente también desde la prensa, y los lectores lo han cogido con ganas", afirma la directora y fundadora de Roca Editorial, Blanca Rosa Roca.

Pese a la imagen de que es un contenido para personas mayores, Palazzi ha apuntado que apela a todos los públicos. Baixeira ha asegurado que los datos de Audible hablan de que el 60 por ciento de los oyentes de audiolibros tienen entre 25 y 55 años.

Planeta sigue la estrategia de apelar al público joven e infantil, donde cree que hay más "campo por recorrer" y que actualmente representa el 28 por ciento de su consumo de audiolibros.

El formato, además, solo tiene previsiones de crecimiento en las editoriales españolas. Para Eva Congil, esto se debe a que los audiolibros atraen a "gente que ya es lectora y nuevos público más jóvenes acostumbrados a las 'apps' y a los 'smartphones'"

La pandemia ha impulsado también el formato, que en el caso de Planeta ha multiplicado por 4 el consumo y esperan que, como mínimo, se multiplique por 2,5 en 2021. Pese a ello, Congil considera que el éxito se rubrica porque, independientemente de la situación especial de pandemia los datos se han mantenido.