Publicado 18/06/2016 13:29

Comprar por Internet: evita que te estafen con estos consejos

Compra online
PIXABAY

   MADRID, 18 Jun. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Cada vez más y más gente compra por Internet. Se trata de un medio fácil de utilizar, pero sobre todo rápido e incluso más barato que ir a una tienda a adquirir el producto. Tiendas 'online' como Amazon o eBay acumulan un montón de tráfico de clientes y no parece que esto vaya a cambiar a corto o medio plazo.

A pesar del aumento considerable de este tipo de compras en los últimos tiempos, comprar por Internet entraña riesgos si no se hace de forma segura. Los cibercriminales, siempre al acecho, buscan hacerse con los datos personales y, sobre todo, bancarios de las personas para llevarse dinero a su costa, por lo que hay que tener mucho cuidado dónde y cómo se compra.

Para evitar que te estafen cuando vas a comprar por Internet, echa un vistazo a estos consejos y deja de sufrir por si lo que estás haciendo no es todo lo seguro que debería.

1. MANTÉN ACTUALIZADO TU NAVEGADOR Y TU ANTIVIRUS

Una de las cosas fundamentales antes de que te pongas a hacer cualquier compra es tener el navegador y el antivirus actualizados para maximizar la seguridad con la que partes de base.

Ambas cosas se actualizan paulatinamente porque las compañías incluyen mejoras de seguridad y hace que los programas dejen pasar menos vulnerabilidades a tu PC o teléfono móvil, con lo que se trata algo fundamental.

El navegador, por un lado, no solo es el propio programa, sino que también debes tener actualizado los 'plugins' o los complementos. El antivirus, por otro, sea gratuito o no, suele incluir opciones 'anti-phishing' y que escanean las páginas webs que visitas para que todo esté en orden.

2. INVESTIGA LA REPUTACIÓN DE LA TIENDA

La reputación que tenga la tienda es algo que siempre hay que tener en cuenta a la hora de decidirse a comprar o no, ya que están los datos más personales en juego (dirección, teléfono, número de tarjeta de crédito).

La primera opción para ver la opinión de la gente que ha comprado en la tienda es buscarlo en Google. Mucha gente escribe de forma pública sus impresiones, ya sean buenas o malas, y eso te ayudará a guiarte.

La segunda opción es utilizar ciertas webs o buscadores que analizan la peligrosidad de todo tipo de sitios web. Algún ejemplo de esto es el servicio Webutation o la web MyWoT, donde podrás introducir el nombre de la página para obtener los resultados o descargar una extensión para que proteja tu navegador.

3. REVISA LAS POLÍTICAS DE COMERCIO ELECTRÓNICO DE LA PÁGINA

Uno de los indicadores más fiables para saber si se trata de una buena página o te están intentando estafar son las políticas de comercio electrónico que tengan.

En España, los sellos de seguridad electrónica aparecen bajo el apartado “Quienes Somos”, que suele estar en la parte inferior de las páginas web y que es de obligatorio cumplimiento según la Ley del país. Entre estos certificados, siempre deben estar los que se conocen como 'VeriSign', 'Trust-e' o 'Confianza Online', sobre los cuales se debe poder pulsar para asegurar su autenticidad.

4. NO DEJES DE MIRAR LA INFORMACIÓN DE LA EMPRESA

Aunque no te interese saber los datos formales de una empresa, siempre tienes que mirar los datos de contacto, es decir, echar un vistazo en el apartado relacionado con “Términos y Condiciones”, “Sobre nosotros” o “Área Legal”, dependiendo de cómo lo llame la página. Ahí tendrás que asegurarte de que viene la dirección y el teléfono de la propia empresa y mirar quién se encarga y cómo de tratar los datos personales que recoja sobre ti.

Además, también es buena idea que mires siempre las condiciones de compra y que leas las preguntas frecuentes o FAQ. Si tienes alguna duda sobre el tema, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente – si no aparece por ningún lado, mal asunto –.

5. COMPRUEBA SIEMPRE QUE LA CONEXIÓN SEA SEGURA

Antes de navegar por cualquier web, tienes que mirar la barra de direcciones. Si vas a usar una tarjeta de crédito para pagar – que será lo más normal -, siempre tiene que estar cifrada por el protocolo seguro HTTPS.

¿Dónde aparece ese protocolo? En la parte izquierda de la página web (https://amazon.es, por ejemplo), normalmente en verde u otro color para destacar que es algo seguro. En Chrome o Mozilla, además, aparece un candado que, si se pulsa, da información sobre el sitio web y sobre el tipo de conexión que se está realizando.

6. NUNCA USES REDES PÚBLICAS

Las redes públicas pueden traer más de un disgusto, así que evítalas a toda costa cuando vayas a comprar cualquier cosa. Las compras siempre desde una red protegida y segura.

Si te conectas vía WiFi para comprar y es la conexión de tu casa, en principio no deberías tener ningún problema, pero por si acaso usa siempre un cortafuegos y blinda la conexión de tu red(poniendo contraseñas difíciles al router, controlando la cobertura, usando herramientas para estar al tanto de la seguridad de tu WiFi, etc.).

7. NO COMPRES DESDE EL NAVEGADOR MÓVIL

La mayoría de las grandes empresas tienen su propia aplicación móvil para comprar desde ella. Amazon, eBay, Zara, Mango Si no te queda más remedio que comprar desde el teléfono móvil, descarga en Google Play o en la App Store de tu iPhone la aplicación oficial de la tienda.

Esto se debe a que las empresas buscan reforzar la seguridad y hacer más cómodas las compras, por lo que crean su propio software para que esto sea posible.

8. USA UN MÉTODO SEGURO DE PAGO

Cuanto menos tengas que introducir el número de tu tarjeta de crédito, más fácil será que no te estafen o que se dé algún tipo de fraude. ¿Qué hacer para pagar sin tarjeta? Utilizar servicios como PayPal para pagar a través de ellos. Si no sabes cómo utilizar PayPal, pulsa en este enlace para entenderlo paso a paso.

Si vas a usar tu tarjeta de crédito, asegúrate de que tenga un número CVV – los tres dígitos que vienen en la parte trasera al lado del recuadro para firmar – con el que asegurar el pago. Además, también es buena idea que actives la confirmación por SMS de tu banco, de manera que cada vez que se realice un pago online con tu tarjeta, te llegue un mensaje al móvil con unos dígitos que hay que introducir para continuar con el proceso de compra.

9. REGÍSTRATE EN LA WEB EN LA QUE VAYAS A COMPRAR

Hay muchas páginas webs que, aunque parecen seguras, no requieren un registro previo a la hora de comprar algo en ellas, sino que te piden los datos cada vez que vas a hacer la compra y nada más. Si este es el caso, desconfía.

Al no estar registrado en la web, puede ocurrir que tu información de pago o facturación se pierda por el camino y la empresa no se hace responsable al no tener un registro en firme de lo que se ha comprado y de cómo se ha comprado.

Siempre que vayas a comprar algo, regístrate en la página y rellena los campos de información que correspondan para que todo lo que compres sea de forma segura.

10. NO HAGAS CLIC EN COSAS SOSPECHOSAS

Cuando haces alguna compra en una tienda online, ésta te enviará una factura a tu correo electrónico, así como diferentes emails con información del pedido, datos sobre la fecha de entrega o devoluciones e incluso diferentes promociones que se puedan adaptar a tu tipo de compras.

Si ves que te llega un correo electrónico de una supuesta empresa donde has comprado y te pide que respondas para dar alguna contraseña o dato bancario, nunca respondas ni hagas clic en los links que pueda haber en el correo porque es una estafa. Una página seria no te pedirá por mail ese tipo de información, sino que siempre tendrás que ir a las opciones de tu cuenta de la propia página para cambiar los datos o introducir lo que te haga falta.

11. LLEVA SIEMPRE UN CONTROL DE LO QUE COMPRAS

Las facturas o avisos de las compras que te llegan al correo no debes borrarlos bajo ninguna circunstancia: serán tu 'ticket' de compra, tu prueba formal de que has comprado algo si hubiera algún problema.

Almacena los recibos en una carpeta específicamente establecida para ello en tu correo electrónico. Así, siempre tendrás a mano lo que necesites y podrás ir controlando el gasto que vas realizando.