Actualizado 20/05/2015 10:49 CET

Denuncian a YouTube Kids por mostrar contenido para adultos

MADRID, 20 May. (Portaltic)

   La versión infantil de YouTube ha sido acusada por grupos de consumidores de exponer a menores de edad a lenguaje sexual y referencias sobre la pedofilia, según recoge el medio Wall Street Journal.

   Algunas de las organizaciones involucradas con este problema, como la Campaña para la Niñez libre de Comerciales y el Centro de Democracia Digital, han presentado una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos, señalando que la 'app' supuestamente para niños contiene lenguaje sexual en caricaturas, bromas de pedofilia, consumo de drogas, actividades con uso de objetos punzocortantes, experimentos con el ácido de baterías, diálogos de adultos sobre violencia familiar, pornografía y suicidio infantil.

   Tanto es así, que para dar más consistencia a la demanda, han decidido publicar un vídeo en Vimeo titulado '¿Es YouTube Kids un lugar seguro para que los pequeños lo exploren?', de unos dos minutos de duración, en el que muestran varias de las supuestas irregularidades cometidas por la aplicación.

   Un portavoz de la FTC, según el Wall Street Journal, ha comentado que la Comisión ha recibido las quejas por parte de las organizaciones y está analizando la situación, aunque no ha podido asegurar si hay una investigación en marcha, puesto que la investigación de la agencia es privada.

Para leer más

   Google, por su parte, no ha declarado si ha recibido algún aviso de la FTC. "Los usuarios pueden marcar como inapropiado un vídeo para que la compañía lo analice y decida si es necesario suprimir el vídeo, o no", ha afirmado un portavoz del gigante de Internet al medio citado.

   YouTube Kids ya ha sido demandada anteriormente por mostrar contenido no apropiado al público al que se dirige, niños hasta 5 años. El pasado mes de abril Google, propietaria de YouTube, fue denunciada ante la FTC por mostrar anuncios y 'unboxings' que podía confundir a los menores al no saber distinguir entre contenido infantiles y publicidad.

   La versión infantil de YouTube salió el febrero pasado y la expectación fue enorme. En ese momento, la aplicación se promocionó como una opción segura para niños preescolares, con un contenido especialmente supervisado por un equipo de Google.